El Frente de Todos cerró el año con un acto en el Estadio Único de La Plata, donde el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador bonaerense Axel Kicillof dieron una muestra de unidad de cara al año próximo. Con participación de la plana mayor del gobierno a nivel Nación y Provincia presentes, hubo fuertes proyecciones para el 2021, anuncios de medidas sociales y fuertes críticas a la llamada «corporación judicial».

También se hizo presente la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y se sumaron, entre las figuras destacadas, el jefe de bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y el presidente de la Cámara Baja del Congreso, Sergio Massa.

Sin dudas, la pandemia fue uno de los ejes centrales del desarrollo de 2020 y el tema no escapó a la intervención de los mandatarios en los discursos. Al tomar la palabra, el presidente se refirió al inminente plan de vacunación que prepara el gobierno y que ahora aguarda las definiciones de las firmas proveedoras.

«Estamos trabajando para vacunar a todos. Veo páginas que se escriben y escriben diciendo por qué solamente contratamos la vacuna rusa… Falso. También esperamos poder contratar la vacuna de Pfizer, si es que Pfizer accede a nosotros», señaló Fernández. Asimismo, el jefe de Estado envió un fuerte mensaje a los sectores de la oposición que han ejercido presión en contra del plan de vacunación.

«Hoy escuché decir a alguien que pudo haber corrupción. Corrupción fue dejar vencer miles de vacunas en los depósitos, y no lo escuché al presidente de la UCR decir nada. Presidente Cornejo, venga que le rindo cuentas las veces que usted quiera, porque nosotros no le robamos a la gente», expresó el mandatario.

Asimismo, envió un mensaje de unidad: «Estar separados es un error. Estamos aquí porque hace más de un año decidimos estar juntos. Y un año después estamos tan juntos como siempre».

Por su parte, la intervención de Cristina Fernández de Kirchner dejó fuertes definiciones en torno al escenario político nacional, en especial en referencia a las persecuciones políticas orquestadas desde el Poder Judicial, elemento que tuvo fuerte relevancia en los últimos meses. «Cuando a los poderosos algunas cosas les parecen antipáticas o comunistas y no nos pueden parar en el Senado o Diputados, se van a los juzgados», dijo, y agregó: «El lawfare es también para disciplinar a los políticos y que no hagan lo que tengan que hacer, que tengan miedo de firmar o decidir».

La expresidenta se refirió también al aspecto económico y las proyecciones del gobierno, y dijo: «Aquí la actividad económica la mueve la demanda. Y a la demanda no hay otra manera de hacerla que a través de salarios y jubilaciones y con precios de alimentos accesibles. No estoy diciendo nada que no se puede hacer. Durante doce años y medio lo hicimos, y por eso, además de por la unidad, volvimos. Si uno no sabe cómo llegó, es probable que tampoco sepa cómo ir».

El acto también fue escenario para que el gobernador Kicillof realizase anuncios de nuevas medidas. En primer lugar, indicó que se mantendrá la asistencia alimentaria en los comedores en enero y febrero. Por otro lado, adelantó que se avanzará con proyectos de infraestructura escolar y la sumatoria de 300.000 nuevos beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

«Estamos terminando un año complicado, imposible exagerar lo que significa este año. El objetivo es que todas las familias terminen este fin de año con comida en sus mesas. La decisión que tomamos es que enero y febrero, meses en donde disminuye la asistencia a través de los comedores, se va a sostener en los mismos niveles: 8.000 millones para que duplique la ayuda de los comedores. Y el mes de febrero que vuelvan al cronograma que tuvieron todo el año», anunció Kicillof.

En tanto, otro de los anuncios fue el cambio de nombre del actual Estadio Ciudad de La Plata, que ahora pasará a llamarse Diego Armando Maradona, en honor al astro del fútbol fallecido el pasado 25 de noviembre, como también se bautizará una tribuna con el nombre de Alejandro Sabella, ex director técnico de la Selección Argentina, también fallecido.