Tras hacer frente a un 2020 atravesado por una economía diezmada por la gestión Cambiemos y la inesperada irrupción de la pandemia de covid-19, el Frente de Todos dará un cierre de año este viernes 18 de diciembre con un acto en el Estadio Único de La Plata. Con el gobernador bonaerense Axel Kicillof como anfitrión, se espera la presencia del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Si bien el acto estaba pautado para el 11 –fecha que coincidía con el primer aniversario de la asunción de la dupla Kicillof-Magario en el gobierno de la provincia–, un caso de contagio de covid en el equipo de trabajo de Gobernación obligó al mandatario a mantenerse aislado de manera preventiva. El cierre formal tendrá lugar este viernes a partir de las 18 horas bajo la consigna «Desafíos para la reconstrucción bonaerense 2021».

El acto será ocasión para una serie de anuncios que el gobernador hará sobre políticas para sectores vulnerables, como también detallará nuevas medidas en materia de vivienda, educación y reactivación productiva. Además del acompañamiento de la dupla Fernández-Fernández, se espera la presencia de figuras como el jefe del bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, entre otras personalidades de la plana nacional y provincial del gobierno.

Por otro lado, la invitación al evento fue extendida a los intendentes e intendentas de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires, tanto del oficialismo como de la oposición. Vale aclarar que la asistencia será limitada a las figuras invitadas y no estará habilitado el ingreso de público, como medida protocolar de seguridad sanitaria.

Con la presencia de una amplia parte del peronismo, el acto buscará también dejar una postal de unidad y solidez puertas adentro del oficialismo, en un momento de fuertes desafíos para el gobierno. Al día de la fecha, todavía está en plena instancia de negociación le llegada de las dosis de la vacuna Sputnik V y de la empresa Pfizer, que se utilizarán en el marco del plan de vacunación para los próximos meses. Al mismo tiempo, está aún pendiente la discusión parlamentaria del Presupuesto 2021 y la sesión en Senadores que podría dar sanción definitiva a la legalización del aborto, entre otros temas.

Sin dudas, el acto se verá atravesado por balances respecto de la lucha contra la covid-19 en Argentina, cuyo mayor epicentro de riesgo quedó enmarcado en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La irrupción del virus a principio del año puso de relieve las complejidades sanitarias, económicas y sociales del territorio bonaerense, luego de cuatro años de gestión de Cambiemos de la mano de María Eugenia Vidal.

La mentada «tierra arrasada» por el macrismo fue el punto de partida desde el cual la gestión de Kicillof debió avanzar contrarreloj en el fortalecimiento del sistema de salud, con la creación de nuevos establecimientos y generación de recursos, como camas, respiradores, unidades modulares. Al mismo tiempo, se debió poner en marcha planes de contención económica para múltiples ámbitos ante la parálisis devenida del ASPO.

Ahora, en plena etapa de DISPO y con la mira puesta en el tránsito a la «nueva normalidad», se espera que la gestión provincial presente una nueva hoja de ruta para encarar el inicio de 2021, en pos de la anunciada «reactivación».