Durante el tercer trimestre del año, el PBI se recuperó un 12,8 % según la estimación preliminar del INDEC, y de esta manera recortó la caída frente a 2019 a un 11,8 % en el acumulado del año. 

Según el informe, la actividad económica se recuperó entre julio y septiembre, ubicándose 10,2 puntos porcentuales abajo del tercer trimestre de 2019. Cabe recordar que, durante los meses de mayores restricciones por la pandemia, la actividad había registrado una caída sin precedentes en la historia argentina, que alcanzó el 19,1 % entre abril y junio. Esa caída se redujo ahora casi a la mitad a medida que los casos fueron bajando y las restricciones a la circulación se relajaron. 

En la medición sin estacionalidad contra el trimestre anterior, la actividad fue principalmente impulsada por la suba en la inversión (+42,9 %) y el consumo privado y público (+10,2 % y 2,7 %, respectivamente). Las exportaciones, por su parte, cayeron en un 1,4 % y las importaciones crecieron un 10,9 %. 

Todos estos componentes exhiben, en términos interanuales, una caída, pero el crecimiento frente al trimestre anterior recortó esa suba. En el caso de la inversión, la baja es de -10,3 % interanual contra un 38,3 % que había registrado en el trimestre anterior. Asimismo, el consumo privado cayó -14,7 % interanual frente al -22,3 % registrado entre abril y junio, y el consumo público bajó -6,5 % interanual contra el -8,8 % anterior. 

«De los 16 sectores que conforman el PIB, en 14 de ellos se observó una disminución de su actividad en el tercer trimestre respecto del mismo período del año pasado», indica el informe del INDEC. Los sectores que crecieron respecto al mismo período de 2019 fueron Intermediación Financiera (4,2 %) y Electricidad, gas y agua (2,3 %). Entre los que cayeron, los que peor desempeño mostraron volvieron a ser los vinculados a servicios turísticos y culturales: Hoteles y Restaurantes (-61,5 %); Otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales (-53,8 %); Construcción (-27 %); Transporte y Comunicaciones (-21,7 %). 

Los rubros de Industria Manufacturera (-5,3 %) y Comercio (-2,1 %) mostraron, a pesar de la caída frente al año anterior, una fuerte recuperación respecto de la medición anterior, que había sido de 21 % y 17,3 %, respectivamente. 

La utilización de la capacidad instalada volvió a subir 

Por otro lado, el INDEC dio a conocer la estimación mensual de la Utilización de la Capacidad Instalada de la Industria, que continuó la paulatina recuperación que muestra desde que se hundió en abril. 

En octubre, el complejo industrial relevado por el organismo alcanzó al 61,8 %, llegando de esa manera a la marca más alta del año y se ubicó detrás del 62,1 % y es la tercera mejor marca incluyendo a todo 2019, solo superada por los registros de mayo y octubre del año pasado, cuando había superado el 62 %. 

«Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son los productos minerales no metálicos (77,6 %), industrias metálicas básicas (71,3 %), sustancias y productos químicos (69,3 %), papel y cartón (66,1 %), refinación del petróleo (64,3 %) y productos alimenticios y bebidas (63,7 %)», señala el informe. 

Edición e impresión (55,7 %), Productos del tabaco (54,5 %), Productos de caucho y plástico (54,2 %), Metalmecánica excepto automotores (54,0 %), Productos textiles (48,0 %) y la Industria automotriz (40,3 %) fueron los que se ubicaron por debajo del promedio general.