Ante el registro de un nuevo «amesetamiento» de contagios de covid-19 tras varias semanas consecutivas de descenso de casos, el gobierno renovó las alertas de prevención en vistas de la inminente llegada de las fechas festivas y el inicio de la temporada alta de verano 2021. Por ello, desde la plana de nación, provincia de Buenos Aires y CABA decidieron brindar detalles sobre el estado de situación y advertir sobre la necesidad de reforzar los cuidados.

Fueron los titulares de las carteras ministeriales de Salud Ginés Gonzáles García, Daniel Gollan y Fernán Quirós quienes este martes ofrecieron una conferencia de prensa donde presentaron el panorama epidemiológico suscitado esta semana y advirtieron que «el virus sigue circulando».

Según informaron los funcionarios, fue en los últimos siete a diez días que la mentada curva de contagios pasó de descendiente a estable. González García informó que el sistema sanitario no está saturado y que el Consejo Federal de Salud acordó incrementar los testeos. No obstante, planteó también que es necesario aumentar los cuidados de cara a las fiestas, porque «sigue habiendo circulación comunitaria en el país», y que «la llegada de la vacuna no cambiará esa realidad a mediano plazo».

La conferencia de prensa se ofreció luego de una reunión del Consejo Federal de Salud, de la que participaron los responsables sanitarios de todo el país, y de un encuentro previo que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y en la que también estuvo presente, entre otros, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel.

Sin duda, la inminente actividad que generarán las fechas de Navidad y Año Nuevo fueron un eje central en la conferencia, donde hubo un fuerte llamado a reanudar los principales hábitos de prevención aplicados en la etapa más estricta de la cuarentena.

«Obviamente es muy entendible, por el tiempo pasado, porque se acercan las fiestas, porque se acerca el verano. Hay razones para juntarse, encontrarse, hacer cosas que tienen que ver con vínculos afectivos y sociales. Creemos que en ese sentido se ha flexibilizado bastante la conducta, y en algunos casos se ha dejado de cumplir con algunas de las cosas que decidimos: uso del barbijo, comportamiento colectivo, distancia, reuniones sociales», advirtió el ministro de Salud de la Nación.

«Las llamadas al 148 nos preocupan también, el rebote es bastante significativo en los últimos diez días, hay que reforzar el mensaje de que no nos podemos relajar; si no cumplimos los protocolos, sería una picardía que a poco de empezar a tener una solución definitiva de la vacuna terminemos convirtiendo esto en que un ser querido se enferme», expresó, por su parte, el titular de Salud de provincia, Daniel Gollan.

«Vamos a tener más presencia de control para que se cumplan los protocolos y las normativas vigentes», definió Gollan respecto de las medidas que se adoptarán en las próximas semanas en territorio bonaerense.