La Cámara Federal de Mar del Plata emitió este viernes tres fallos relacionados con la causa que investiga el juez Alejo Ramos Padilla por espionaje ilegal y extorsión que involucra al fiscal federal Carlos Stornelli, en los que, a pesar de confirmar su procesamiento, lo desvinculó de varios de los hechos más importantes denunciados en el expediente. 

La causa, iniciada a comienzos de 2019, involucra además al periodista Daniel Santoro, quien salió favorecido también en uno de los fallos de la Cámara que dictó la falta de mérito y revocó así su procesamiento. 

Por otro lado, el tribunal también confirmó la competencia del juzgado de Ramos Padilla frente a un conflicto que se había abierto con el juzgado de Julián Ercolini en Comodoro Py por una causa similar a la que se tramita en Dolores, con la diferencia de que Stornelli era denunciante y no imputado. 

Los procesamientos de Stornelli que fueron confirmados fueron los del «Caso Castañón Distefano» y el «Caso Ubeira», mientras que dictó la falta de mérito para procesar o sobreseer, entre ellos, el caso de la extorsión al empresario Pedro Etchevest, que dio origen a la investigación a principios de 2019. 

La revocación de los procesamientos fue para los casos «Brusa Dovat», «Munín-Talevi» e «Irán-Terrorismo», todos vinculados a extorsiones, coacciones y espionaje ilegal. 

El caso de Jorge Castañón se descubrió, como varios de los hechos investigados en la causa, luego del allanamiento a la casa del falso abogado Marcelo D’Alessio. En la pesquisa sobre el celular del presunto espía salieron a la luz los chats que mantenía con el fiscal federal y, en este caso, ambos imputados hacían referencia al exesposo de la pareja de Stornelli. En este caso, el falso abogado le sugirió al fiscal incluso la posibilidad de «ponerle algo en la valija».

El otro episodio por el que la Cámara mantuvo el procesamiento del fiscal fue el del abogado José Manuel Ubeira, letrado que representaba a Oscar Thomas (ex titular de la Entidad Binacional Yacyretá) en la denominada «Causa cuadernos». En los diálogos extraídos del celular de D’Alessio, el fiscal propuso realizar una cámara oculta para perjudicarlo. 

En el caso del periodista de Clarín, Daniel Santoro, la Cámara lo benefició dictando la falta de mérito para procesar o sobreseer en los casos de Brusa Dovat y Mario Cifuentes. El primero se trata de una presunta coacción contra el ex directivo de PDVSA en Argentina para que declare como arrepentido en la fiscalía de Stornelli. En el teléfono de D’Alessio se encontraron chats en los que el falso abogado le proponía al periodista hacer una entrevista con Brusa Dovat y hablaba de «ablandarlo». 

En el caso de Cifuentes, el empresario petrolero del sur declaró que también fue víctima de la extorsión de D’Alessio y sostuvo que en una oportunidad el presunto espía le sugirió que vea el programa de Animales Sueltos (donde trabajaba Santoro) una noche en la que el periodista mencionó el nombre de su empresa mientras hablaba sobre la condena de Lula Da Silva en Brasil. El empresario entendió que se trataba de un mensaje para amedrentarlo en medio de la situación que vivía con D’Alessio.