Este mediodía, el presidente Alberto Fernández anunció desde Casa Rosada que el gobierno nacional firmó el acuerdo con la Federación Rusa para la llegada al país de la vacuna Sputnik V, que permitirá inmunizar, entre enero y febrero, a diez millones de personas. 

«Hemos suscrito el contrato con el Fondo Soberano de la Federación Rusa que nos garantiza que vamos a poder contar con las dosis suficientes para vacunar, entre enero y febrero, a diez millones de argentinos y argentinas. Es una gran noticia para nuestro país», afirmó el mandatario, acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García.

Fernández dio los detalles sobre cómo serán los tiempos de la aplicación de las vacunas, la cantidad de personas alcanzadas y quiénes serán los primeros en recibirla. «Vamos a poder contar con las dosis suficientes para poder vacunar entre enero y febrero a diez millones de argentinos y argentinas. Los tiempos de entrega se estiman en una primera remesa de 600.000 dosis para vacunar a 300.000 personas antes de fin de año; en enero, con dosis suficientes para cinco millones de personas, y en febrero se completará el resto de las dosis necesarias para alcanzar la vacunación de los diez millones de personas que estamos previendo».

Añadió que el contrato prevé también «una preferencia en favor de Argentina para acceder a las dosis necesarias para vacunar a cinco millones de personas más durante el mes de marzo». Y aclaró: «Hicimos esta prevención por si el resto de las vacunas con las que también tenemos contratos atrasan su llegada al país».

Este contrato se trata del tercero que firmó el gobierno para proveerse de vacunas. Además del contrato con Rusia, firmó otros dos con AstraZeneca, de la Universidad de Oxford, y Covax, una dependencia creada por Naciones Unidas.

Durante el anuncio de la esperada vacuna, que coincidió con el primer aniversario de su gobierno, el jefe de Estado agradeció al Fondo Soberano Ruso por «la forma diligente y rápida con la que pudo negociar» con Argentina. «Quiero agradecer también al presidente Putin, porque se ocupó personalmente de ayudar a que esto ocurra», indicó el mandatario, y pidió «un llamado a la reflexión a todos los argentinos» para que «entendamos que estas vacunas nos van a permitir vacunar a las personas en riesgo antes que a nadie, que son alrededor de trece millones de personas».

En otro tramo, llamó la atención sobre el hecho de que «la vacuna no ha resuelto la pandemia, y hay que prestar especial atención a lo que está pasando en los países vecinos y en Europa». Y agregó: «No hemos resuelto el problema porque el riesgo sigue potenciándose», y reiteró el pedido a la población para que mantenga las medidas de cuidado. 

En tanto, el ministro Ginés González García informó que funcionarios de su cartera ya están trabajando en todas las provincias con las autoridades locales. «Nunca en la historia hubo una vacunación tan masiva y amplia. Esta sola va a ser de 60 millones en el primer semestre, lo que es un desafío logístico, operativo y de programación de una magnitud no conocida».

Qué dijo Fernández sobre la carta de Cristina Kirchner

En la conferencia, el presidente también marcó su postura sobre la carta que publicó ayer la vicepresidenta como balance por el primer año del gobierno del Frente de Todos. En ese texto, Cristina Kirchner criticó al Poder Judicial, en particular a la Corte Suprema, por «mantener el Lawfare» y garantizar «la impunidad de los ex funcionarios macristas».

«Lo que creo es que lo que dijo ayer Cristina es un llamado de atención para todos, porque la Justicia, y esto lo vengo diciendo hace muchos años, no está funcionando bien en Argentina», sostuvo Fernández. «El planteo que hizo Cristina es muchísimo más profundo. Yo debo confesar que comparto mucho de lo que planteó, porque es una mirada objetiva de lo que está pasando en la Argentina, que no logramos resolver porque también la Justicia tiene una lógica corporativa que la hace impermeable a cualquier posibilidad de cambio. Y eso hay que modificarlo, porque eso así no está funcionando», prosiguió.

A su vez, se refirió al proyecto de reforma judicial, que cuestiona la oposición de Juntos por el Cambio. «Si la oposición tiene algo para proponer respecto a la reforma judicial, que lo diga y lo corregimos. Tenemos que empezar a trabajar en conjunto, porque esta Justicia así realmente no le sirve a nadie», remarcó.

Este jueves, Fernández recibirá el informe final del Consejo Consultivo para el Fortalecimiento del Poder Judicial y del Ministerio Público, con sus recomendaciones para mejorar el funcionamiento de la Justicia.

«Todos los casos de delitos de crímenes organizados pasan por la Justicia Federal. Eso debemos resolverlo, porque está funcionando mal y es uno de los problemas más severos que tenemos», añadió.

Por último, dijo que «el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, en estos años de democracia, muchas veces revisamos y cambiamos cosas. Creo que sería bueno que el Poder Judicial use esa vocación corporativa para mejorarse, porque está funcionando mal», insistió. «Y esto no es ningún acto de intromisión en la Justicia, porque los jueces son parte de los poderes de la república y están sometidos a la crítica pública», concluyó.