El INDEC difundió el miércoles los datos de octubre sobre la actividad de la construcción y la producción industrial, que mostraron resultados opuestos: mientras el primer indicador ubicó a la construcción en niveles superiores a los de principios de año antes de la pandemia, la industria torció la suba que había registrado en septiembre y cayó un 2,9 % contra octubre de 2019. 

De acuerdo con el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción, el sector mostró una suba del 4,3 % en el décimo mes del año, que lo ubicó 8,9 puntos por encima del nivel previo a la pandemia (154,3 en febrero contra 168,1 en octubre). 

A pesar de la suba, que continúa la tendencia de recuperación que muestra el sector desde mayo pasado, el nivel sigue siendo negativo en términos interanuales: frente a los primeros diez meses de 2019, este año la construcción acumula una caída del 25,6 %. 

La situación tanto de la construcción como de la industria es negativa desde que comenzaron en abril de 2018 los cimbronazos de la crisis económica del macrismo. En ese sentido, en el caso del indicador de la construcción, el retroceso frente al mes de octubre de 2019 fue de apenas -0,9 % y se convirtió en la menor tasa negativa registrada desde hace dos años. 

Por el lado de la industria, el Índice de Producción Industrial Manufacturero mostró una caída del 2,9 % frente a octubre de 2019, contrariamente a lo que esperaba el gobierno con la tendencia a la suba de los meses anteriores en los que había recortado los niveles de caída, y en septiembre había mostrado el primer incremento del año con un 3,7 % frente al mismo mes del año pasado. Según el informe del INDEC, el acumulado enero-octubre de 2020 presenta una disminución de 9,9 % respecto a igual período de 2019. 

Los bloques sectoriales que disminuyeron su producción y que más influyeron en la caída general fueron Prendas de vestir, cuero y calzado (24,0 %), Industrias metálicas básicas (10,7 %), Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear (21,6 %), Alimentos y bebidas (2,5 %), Productos de metal (13,4 %), Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes (9,1 %), Productos textiles (13,4 %), Otro equipo de transporte (31,5 %), Sustancias y productos químicos (0,6 %), Productos de tabaco (13,5 %) y Madera, papel, edición e impresión (0,4 %). 

Por otro lado, los que registraron variación positiva fueron Maquinaria y equipo (27,3 %), Productos minerales no metálicos (6,3 %), Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras (7,1 %), Otros equipos, aparatos e instrumentos (4,9 %) y Productos de caucho y plástico (2,8 %).