La recaudación tributaria volvió a crecer en noviembre en un 36,7 % nominal en términos interanuales, lo que significó también un crecimiento en términos reales desde noviembre de 2019. 

Según la cartera de Economía que conduce Martín Guzmán, el crecimiento estuvo asociado a impuestos del mercado interno que explicaron más de la mitad de la recaudación. El aumento, sin embargo, fue menor al que reflejaron los meses de septiembre y octubre en términos reales. 

«Al igual que en el bimestre septiembre-octubre, la recaudación estuvo impulsada principalmente por la sostenida mejora en el nivel de actividad interna, tras el shock real inicial de la pandemia COVID-19 y por las implicancias de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva», señalaron desde Economía.

«En cuanto al conjunto de tributos ligados al mercado interno (Ganancias DGI, IVA DGI, Créditos y Débitos, Combustibles e Internos), la recaudación nacional avanzó alrededor de 43,5 por ciento respecto a igual mes de 2019 y explicó más del 60 por ciento del aumento de la recaudación total», explicaron.

Ganancias fue el tributo que más impulsó la recaudación en noviembre, con un avance del 78,3 % interanual, y desde el Ministerio señalaron que el crecimiento superior al 15 % mensual es un «indicio de la recuperación económica». 

Por otro lado, explicaron que «si bien la tasa de crecimiento de la recaudación de IVA (17,7 por ciento i.a.) resultó 5 p.p. inferior a la del bimestre inmediato anterior, destaca su crecimiento respecto a la registrada entre abril y julio (2,1 por ciento i.a. promedio) en un contexto de desaceleración de la inflación interanual».

El informe oficial destaca al mismo tiempo la influencia de las modificaciones impositivas realizadas con la aprobación de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva en diciembre de 2019, que «fueron centrales para sostener el nivel de recaudación nacional en medio de la crisis sanitaria sin una afectación de los sectores de menor capacidad contributiva».

En ese sentido, señalaron que el aumento en la alícuota de bienes personales y la implementación del Impuesto PAÍS que grava la compra de dólares explicaron el 15 % de la mayor recaudación impositiva.

Por otro lado, además del IVA, otros tributos que menos subieron en términos interanuales fueron los impuestos asociados a la seguridad social (20,6 %). «En el caso de las Contribuciones patronales, incidió de forma considerable la reducción/postergación del 95 por ciento de las alícuotas para las actividades afectadas en forma crítica por la pandemia». 

«El arrastre de la crisis económica y social de 2018/19, el impacto de la pandemia COVID-19 y las medidas impulsadas desde el sector público nacional han afectado significativamente la dinámica de la recaudación tributaria nacional a lo largo de 2020», sostuvieron desde la cartera económica, y concluyeron: «En ese marco, el tercer incremento interanual consecutivo de la recaudación real demuestra los efectos positivos del reordenamiento tributario impulsado en diciembre de 2019 y el fortalecimiento del proceso de recuperación de la actividad económica».