El Tribunal Oral Federal Nº 1 de La Plata condenó a dieciséis represores en el marco de la causa por delitos de lesa humanidad cometidos en la Brigada de Investigaciones de San Justo y ordenó desafectar ese lugar, donde hoy funciona la Departamental de La Matanza, y convertirlo en un Espacio de Memoria. 

Entre los condenados se encuentra el ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense durante la última dictadura cívico-militar, Miguel Osvaldo Etchecolatz, que recibió su octava pena de reclusión perpetua. Además, otros diez imputados recibieron la misma pena, seis fueron condenados a veinticinco años de prisión y uno fue absuelto.

Por el Centro Clandestino de Detención y Tortura que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo pasaron 84 personas que fueron víctimas de delitos de lesa humanidad. Los represores fueron condenados por privación ilegítima de la libertad agravada por torturas, homicidio y abuso sexual.

La decisión de los jueces Alejandro Esmoris, Nelson Jarazo y Pablo Vega fue seguida por familiares, representantes de las querellas, víctimas y sobrevivientes en las inmediaciones del tribunal. Además, estuvieron presentes autoridades de la Subsecretaría de Derechos Humanos del gobierno provincial, querellante en la causa.

«Las condenas que escuchamos en el juicio por la Brigada de San Justo son muy importantes por el efecto reparador que tienen en las víctimas, los organismos de derechos humanos y en la sociedad toda, y ratifican el camino de Memoria, Verdad y Justicia que venimos impulsando desde hace muchos años como parte del movimiento de derechos humanos», dijo el titular de ese organismo, Matías Moreno, luego del veredicto. 

«Más allá de lo importante que estas personas sean condenadas a las máximas penas que prevé el Código Penal por los aberrantes crímenes que cometieron, es importante resaltar la acción reparadora en términos de transmisión de memoria que tiene la exhortación a desafectar el sitio donde funcionó la Brigada de San Justo para convertirlo en un Espacio de Memoria», agregó el funcionario. 

Los condenados a reclusión perpetua por el TOF 1 de La Plata fueron Miguel Etchecolatz, Jaime Lamont Smart, Emilio Alberto Herrero Anzorena, Carlos del Señor Hidalgo Garzón, Carlos María Romero Pavón, Ricardo Armando Fernández, Leopoldo Luis Baume, Raúl Carballo, Héctor Horacio Carreras y Jorge Héctor Vidal. 

Rubén Alfredo Boan, Alejandro Alberto Menichini, Rodolfo Enrique Godoy, Roberto Armando Balmaceda, Jorge Héctor Di Pasquale y Ricardo Juan García fueron condenados a veinticinco años de prisión, y Roberto Armando Félix, absuelto.