Con el apoyo de todos los bloques parlamentarios, el Senado le dio media sanción al proyecto enviado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, que busca darle mayor participación al Congreso en los procesos de endeudamiento externo. 

La iniciativa determina que tanto el endeudamiento en moneda extranjera y bajo ley internacional como los programas y acuerdos con organismos de crédito internacionales deberán contar con el visto bueno del Congreso, y había sido anticipada por el titular de la cartera económica a principios de noviembre, previo a la llegada de la misión del FMI para la continuación de las negociaciones por un nuevo acuerdo. 

«Los préstamos en divisas tienen que ser responsables, y los países que han tenido una larga historia de inestabilidad en deuda tendrían que darle una mayor participación al Congreso en estas decisiones», había dicho el ministro en esa oportunidad.

El proyecto, que será tratado por la Cámara de Diputados cuando el presidente Alberto Fernández determine la convocatoria a sesiones extraordinarias, fue aprobado por todos los bloques parlamentarios y, con 65 votos a favor y una abstención, consiguió la media sanción. 

Además del aval del Congreso, la medida establece un tope máximo de endeudamiento en moneda extranjera que deberá ser fijado previamente en el Presupuesto. «La Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional de cada ejercicio deberá prever un porcentaje máximo para la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras respecto del monto total de las emisiones de títulos públicos autorizadas para ese ejercicio». 

Luego de la media sanción en la Cámara Alta, Guzmán agradeció a los legisladores a través de sus redes sociales y expresó que «es un paso importante para proteger a nuestro país de los endeudamientos irresponsables, propiciando una integración sana en los mercados financieros internacionales». 

Durante la sesión hubo cruces entre el oficialismo y la oposición por el endeudamiento durante el gobierno de Mauricio Macri y el acuerdo con el Fondo firmado en 2018. «¿Dónde están los 25.000 millones de dólares que recibió Macri cada año? Fue a la usura», dijo el formoseño y titular del Frente de Todos, José Mayans, y agregó: «Esto es un avance y ratifica lo que dice la Constitución. A partir de acá, es importante que el Congreso defina que el endeudamiento sea para cuestiones de producción y desarrollo estratégico». 

«Este proyecto forma parte de un conjunto de medidas tendientes a generar la sostenibilidad de la deuda pública. Estamos decidiendo darle previsibilidad a cualquier endeudamiento futuro fortaleciendo al Congreso como definidor y autorizador de la deuda», señaló su par de Mendoza Anabel Fernández Sagasti. 

Esteban Bullrich, de Juntos por el Cambio, indicó que «estamos pagando una tasa de interés de la deuda altísima porque falta confianza», y llamativamente pidió «dejar de endeudarse». 

«Quiero destacar la recuperación del parlamento en temas del manejo de la deuda. Nosotros decidimos acompañar este proyecto porque somos conscientes que el país y el gobierno necesitan un respaldo político para emprender de manera acertada la negociación con el FMI», dijo su compañero de bloque Luis Naidenoff.