Antes de conocerse la muerte de Diego Maradona, que conmovió al país, el presidente Alberto Fernández participó de la apertura del congreso anual de la Asociación Bancaria junto al secretario general del gremio, Sergio Palazzo, donde ratificó el rumbo que adoptó el gobierno para encaminar la recuperación económica y social tras el impacto de la pandemia.

En particular, el jefe de Estado rechazó las críticas sobre ajustes a salarios y jubilaciones, y afirmó que, de acuerdo con el Presupuesto 2021 que aprobó el Congreso, el ajuste recae sobre el pago de los intereses de la deuda, que pasan de representar el 3,4 por ciento del PBI de 2019 al 1,5 por ciento del PBI de 2021. «Esta vez los acreedores están pagando el ajuste, no la gente. Y lo hacemos por el principio de solidaridad, no con los poderosos sino con los que peores están», indicó.

En esa línea, destacó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que alcanzó en los últimos meses a nueve millones de personas. «Si algo ha dejado en evidencia la pandemia es la pavorosa desigualdad que vive el mundo», advirtió.

«En un escenario de tanta desigualdad, lo primero que se reclama a la política es ponerse del lado de los más postergados, de los que menos tienen, esa es nuestra primera obligación», prosiguió. «Si algo nos ha enseñado la pandemia es a recuperar el concepto de solidaridad. Y darnos cuenta, como ha dicho el Papa, que en este mundo nadie se salva solo, todos necesitamos del otro», remarcó.

Hacia el final, reiteró que los sectores de menores ingresos no serán víctimas de medidas de ajuste, como requisito del Fondo Monetario Internacional para firmar un nuevo acuerdo de facilidades extendidas que permita pagar el préstamo stand-by récord por 44.000 millones de dólares que tomó el gobierno de Mauricio Macri. 

«Todos queremos crecer. Lo que no queremos más es que, para cumplir, el costo de cumplir lo paguen los que menos tienen», señaló. «Escucho decir que el gobierno está ajustando sobre salarios, jubilaciones. Nosotros no estamos ajustando allí. Si quieren mirar el ajuste, miren el presupuesto del año 2021, donde crece la inversión en obra pública, salud, educación, ciencia y tecnología, asistencia social», concluyó.