Mediante videoconferencia, el presidente Alberto Fernández participó este lunes de un acto para anunciar inversiones en frigoríficos de Tigre, y desde allí salió a respaldar la carta de los legisladores y legisladoras de la Cámara de Senadores. «Dejaron muy en claro lo que le pasó a la Argentina con un cuidado y un nivel de detalles que permite ver lo que le dije al Fondo en la campaña», señaló.

Aún aislado por haber sido contacto estrecho de Gustavo Béliz, el presidente se refirió en principio a las inversiones frigoríficas anunciadas, las cuales son «un plan de desarrollo industrial de la carne que es tan ambicioso como necesario en un momento en el que la Argentina tiene que poner todo su esfuerzo en reconstruirse» y en «desplegar todas las ideas para que, a lo que la Argentina produce, se le agregue valor, se exporte y esas divisas sirvan para poder importar insumos para seguir produciendo en el país y también para acumular reservas, que es algo que nos está haciendo falta».

En ese sentido, el presidente señaló que las «mejores reservas» no son «las de los préstamos, sino las derivadas de la producción». En ese sentido, destacó que el endeudamiento ha hecho un daño enorme a la economía argentina».

«Ayer los senadores en una carta que hicieron pública dejaron muy en claro lo que pasó. Con un cuidado y un nivel de detalle, nos permitieron ver lo que le dije al Fondo en la campaña, cuando les recordé cómo habían violado los estatutos para financiar la especulación financiera y la salida de capital», dijo Fernández.

En este marco, el presidente llamó a «trabajar con la firmeza, convicción y seguridad de que el ajuste esta vez no lo van a pagar los más humildes: lo van a pagar los acreedores, los que especularon». En esa línea, llamó a mirar el Presupuesto 2021. «El único ajuste está en intereses de deuda. Crece la inversión en infraestructura, en salud, en educación, en ciencia y tecnología», destacó.

Para llegar a esos objetivos, «el Estado debe asociarse a los empresarios, como estos que hoy nos convocan. Debemos ayudarlos a que produzcan, a que den trabajo, a que exporten y a que las divisas las traigan a Argentina», indicó Fernández, quien detalló que son 4.500 los nuevos puestos creados con las inversiones anunciadas.

Este fin de semana, el cuerpo legislativo del Frente de Todos en la Cámara Alta lanzó una dura misiva contra el FMI, al que le piden que «se abstenga de exigir o condicionar las políticas económicas de la Argentina para los próximos años» y que explique la decisión de otorgarle 44 millones de dólares al gobierno de Mauricio Macri. «Es necesario entender qué falló al momento de gestionarse los fondos que tan irresponsablemente ese organismo le prestó a la Argentina», apuntaron.

Para los senadores, el organismo internacional otorgó fondos al macrismo para «hacer frente a una salida considerable de capitales». «Sería necesario que el Fondo confirme o desmienta estas apreciaciones, puesto que estaríamos ante un antecedente gravísimo de influencia e injerencia del FMI para que un determinado sector político obtuviese el triunfo en las elecciones», manifestaron.