Organizaciones sociales se movilizaron este jueves a las puertas de la Municipalidad de La Plata para exigirle a Julio Garro mayor cantidad y calidad de alimentos, un reclamo que vienen teniendo desde iniciada la pandemia. “El jefe municipal Julio Garro se ha mostrado absolutamente indiferente”, manifestaron.

Barrios de Pie/Libres del Sur encabezó una movilización que nucleó a los comedores y merenderos que coordinan en La Plata para exigir «medidas contra la extrema pobreza y la desocupación que viven miles de platenses en barrios vulnerables». Puntualmente, las pancartas que levantaban señalaban la necesidad de «alimentos de calidad para lxs pibes que asisten a los comedores» y mayor abastecimiento en los mismos porque «cada día aumenta la gente que viene por un plato de comida». 

«El jefe municipal Julio Garro se ha mostrado absolutamente indiferente ante esta situación, manteniendo un férreo rechazo al diálogo por parte de las distintas áreas de gobierno para con quienes formamos parte de la extensa red de sostén y acompañamiento a las miles de familias que padecen humillantes condiciones de vida», denunciaron a través de un comunicado.

Barrios de Pie/Libres del Sur es parte de esta red con treinta comedores comunitarios, merenderos y ollas populares, en los que, según advirtieron, han podido «acceder de modo irregular a la entrega de un par de cajas de leche para asistir a cientos de niños y niñas», así como a «un pollo cada veinte días en lugares donde llegan a acercarse más de trescientas personas diariamente».

María Luna, referente de la organización, planteó la necesidad de tener un diálogo directo con las autoridades municipales para solucionar esta situación. «Estamos cansados y cansadas de que durante mucho tiempo, y en particular en la pandemia, en una ciudad donde la pobreza es más del 30 %, estamos muy preocupados, nos urge una respuesta concreta», sostuvo.

«Estamos ante un absurdo total, donde recibimos mediante los comités de crisis un pollo por comedor cada quince o veinte días, en el mejor de los casos. Es vergonzosa la situación», apuntó Luna, quien detalló que no solo asisten a niños y niñas, sino también a adultos y personas mayores «que antes podían contar con una changa» y que ahora no pueden.

Vale recordar que las organizaciones sociales vienen reclamando a través de los Comités de Crisis que se han conformado en las diferentes localidades y barrios de La Plata que se brinde mayor cantidad y calidad de alimentos, pero las respuestas del Municipio no han sido suficientes. Asimismo, han reclamado por obras de infraestructura y mantenimiento en los barrios, trabajo que hoy están haciendo vecinos y vecinas.

«Hemos hecho todos los intentos posibles para que institucionalmente nos reciban, para que podamos dialogar y para que efectivamente podamos llegar a algún tipo de acuerdo donde se reconozca el trabajo que están haciendo muchísimos compañeros y compañeras, que por vivir en los barrios más abandonados de la gestión hoy se están encargando de la limpieza, de los arroyos, del saneamiento de los canales ante la falta de un servicio que se haga cargo de eso por fuera del casco urbano», precisó Luna.

Hoy también denunciaron mediante pancartas la inacción de las delegaciones. «Los delegados no están dando ningún tipo de respuesta, no facilitan ningún tipo de material para que hagamos el trabajo que debería hacer el Estado municipal con sus trabajadores, y lo cierto es que nada de eso existe», apuntó Luna.