El presidente Alberto Fernández defendió hoy la decisión del gobierno de comprar 25 millones de dosis de la vacuna rusa contra la covid-19. Sputnik V llegará al país entre diciembre y la primera quincena de enero. «Nosotros no preguntamos qué ideología tiene la vacuna, lo que preguntamos es si salva vidas de argentinos. Porque lo único que importa es ponerle fin a la pesadilla de la pandemia», aseguró el mandatario durante un acto en Avellaneda. «Estábamos preocupados por ver dónde estaba el horizonte, y con la vacuna el horizonte empieza a verse», añadió. 

«No me importa quién la produce. A veces escucho hablar con tanta liviandad a algunos», prosiguió. «Porque cuando hablan de Rusia están hablando de una potencia mundial, que tiene 28 premios Nobel si no me equivoco. Un país que ha desarrollado la ciencia y la tecnología como buena potencia que es. Y como alguno no se enteró que se terminó el mundo bipolar, que se terminó la Guerra Fría, nos quieren meter en una discusión que a ninguno de nosotros nos importa», reforzó.

Así, Fernández respondió a críticas de sectores de la oposición. El diputado y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, dijo que el gobierno «actúa con liviandad» y pidió que el «proceso de la vacuna tenga transparencia y una rigurosa validación».

Fernández estuvo acompañado por el gobernador Axel Kicillof y el intendente Jorge Ferraresi durante la inauguración de las obras de ampliación del edificio donde funcionará un nuevo Departamento Judicial para los municipios de Avellaneda y Lanús. También estuvieron el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y la ministra de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Marcela Losardo.

El jefe de Estado indicó que tendrá una serie de reuniones con el ministro de Salud, Ginés González García, y con la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, para «diagramar el proceso de vacunación».

En tanto, en el acto desde la localidad del sur del conurbano bonaerense, Kicillof remarcó que el anuncio que hizo el presidente el lunes a la agencia rusa Sputnik es «una de las noticias más importantes e históricas para esta etapa, porque el 2020 será recordado como el año de la pandemia». 

El gobernador también criticó las posturas contra la vacuna. «¿A quién se le mete en la cabeza que se puede discutir de dónde viene la vacuna si esta funciona?, ¿A quién se le mete en la cabeza politizar la pandemia y la vacuna?», preguntó de forma enfática. Y amplió que el gobierno en los últimos meses mantuvo conversaciones «con todos los proveedores que hay: los norteamericanos, los ingleses, los chinos y los rusos».

La aplicación de la vacuna será gratuita y tendrán prioridad las personas de riesgo y el personal de salud y de seguridad, según afirmaron hoy Carla Vizzotti y la asesora Cecilia Nicolini. Las funcionarias integraron la delegación argentina que visitó Rusia para interiorizase sobre las alternativas de la producción de la vacuna.

Vizzotti explicó también que Argentina recibió ofertas de otros laboratorios, pero el rasgo distintivo que presentaron las autoridades rusas fue asegurar la provisión de una cantidad alta de dosis hacia fin de año, lo que permitiría seguir una «estrategia de vacunación».