Luego del anuncio presidencial de la extensión de la cuarentena, el gobernador Axel Kicillof dio detalles de las medidas en provincia de Buenos Aires, apelando a la responsabilidad y solidaridad, al tiempo que no ahorró críticas al expresidente Mauricio Macri por sus dichos. «Hay parte de la oposición que todavía no entendió que no es un año electoral. No es un momento para enfrentamiento ni para sacar ventaja», apuntó.

Tras la extensión de Alberto Fernández hasta el 5 de noviembre, Kicillof, junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollan, anunció la continuidad del aislamiento preventivo y obligatorio con una apertura gradual en el Área Metropolitana (AMBA), que sigue a la baja, y con el sistema de fases en el interior bonaerense, donde el virus sigue expandiéndose.

«La situación epidemiológica sigue de la misma manera, por siete semanas consecutivas en el AMBA se vienen reduciendo los casos y el uso de las camas de terapia intensiva. Es una reducción sustancial, pero lenta. Tenemos que seguir caminando con cuidado, no podemos relajarnos», afirmó Kicillof.

Tal como había adelantado Bianco el pasado lunes, el gobernador ratificó que si en el AMBA continúa el descenso, el 2 de noviembre se conocerán nuevas aperturas en el conurbano, como grandes centros comerciales, obras privadas, talleres culturales y deportes al aire libre.

«En el interior de la provincia se ve una tendencia contrapuesta de crecimiento de casos. Mientras bajábamos un 47 % los casos en el AMBA, en el interior pasaron de 500 a 1.400 casos diarios promedio», detalló Kicillof.

En este marco, explicó que en el AMBA «se pasó de un promedio de 5.300 casos en la última semana de agosto a 2.800» por estos días, esto es una baja del 47 %. Por otra parte, el uso de camas críticas diarias pasó de 1.260 a 870 este viernes.

«Aunque la pandemia siga golpeando, tenemos que seguir como venimos, en guardia, organizados, responsables y solidarios. Hasta que no haya vacuna vamos a tener que seguir trabajando con muchísimo esfuerzo», convocó el gobernador bonaerense.

Asimismo, apuntó contra las voces críticas. «Hay parte de la oposición que todavía no entendió que no es un año electoral. No es un momento para enfrentamiento ni para sacar ventaja», y cargó directamente contra Mauricio Macri. «Le digo a varios dirigentes, pero particularmente, porque lo oí el otro día al expresidente, que con el daño que se causó, la verdad es que lo mejor es que traten de ayudar. Suena raro que intenten darnos consejos, recomendaciones. Más cuando hace poquito hablaba de que en un país donde estaba, extranjero, se respiraba libertad. Ese país hoy tiene toque de queda. La pandemia no pasó. No ganamos nada negando su existencia».

«Hasta que no haya vacuna, vamos a tener que seguir de la misma manera», sostuvo, y volvió a resaltar que «no es un momento para enfrentamientos y para tratar de sacar ventaja. Mi obligación como gobernador es proteger a los y las bonaerenses, y no me van a distraer. No voy a caer en discusiones estériles ni en ningún tipo de provocación».

Por otro lado, el gobernador se refirió a la educación y el regreso a las aulas. «En base a la situación epidemiológica, se establecieron distritos de riesgo bajo, medio y alto. Las decisiones se toman en base a cada uno de los distritos. En quince que ya estaban en condiciones se establecieron actividades en 338 escuelas, y a partir del 10 de noviembre, en distritos que están en riesgo bajo incorporaremos 357 escuelas. En distritos de riesgo medio se autoriza la realización voluntaria. En distritos de riesgo alto no está contemplado el regreso presencial», explicó.

«Hemos puesto en marcha el programa para recuperar el vínculo con la escuela. Un 1,6 % de los 3 millones de alumnos ha perdido el vínculo de manera grave, el resto fue reducido». 

Asimismo, también puso el foco en el turismo y llamó a mantener los cuidados. «Seguro recordaremos el 2020 como uno de los más difíciles, así que quien quiera tomarse un descanso podrá hacerlo, pero con muchísimo cuidado, usando protocolos. No vuelve la temporada tal y como la conocíamos. Pedimos responsabilidad y solidaridad. Con cuidado», manifestó.

«Cuando llegue la vacuna, vamos a poder descansar del coronavirus. Mientras tanto, les quiero pedir que se sigan cuidando. No se dejen confundir y no hagan caso a quienes nos quieren dañar la autoestima. Hay que seguir trabajando unidos», concluyó.