Con la mira puesta en la pospandemia y el fortalecimiento de prevención en las regiones que todavía están más afectadas, el gobierno anunció una nueva extensión de la cuarentena. El presidente Alberto Fernández formalizó la nueva etapa que se ampliará por catorce días más, con especial anclaje en ocho provincias y en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde, a pesar de mantenerse una estabilización de contagios, aún se mantendrán restricciones.

«Vamos a seguir exactamente en las mismas condiciones en las provincias donde se registra el mayor número de contagios por coronavirus. Por catorce días más mantendremos las disposiciones vigentes de aislamiento y distanciamiento social», señaló el jefe de Estado durante un acto llevado a cabo en Misiones, junto al ministro de Salud, Ginés González García, y el gobernador local, Oscar Herrera Ahuad.

El mandatario señaló que, en la actualidad, los distritos donde «se concentra el 55 % de los contagios» son Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Tucumán. «Hemos visto estrés en la atención médica, hospitales colmados. Se ve un punto de saturación en lugares como General Roca, Neuquén, Río Cuarto, Villa María. La saturación viene porque va a atenderse gente de pueblos cercanos», dijo Fernández.

Según informó el jefe de Estado, la situación epidemiológica general está en estado de estabilización, con unos 15.000 casos diarios. Si bien en el AMBA ha habido señales de bajas en los contagios, la intención del oficialismo es no bajar la guardia en las medidas preventivas.

«A pesar de que hay una baja clara, no estamos en condiciones de decir que podemos quedarnos tranquilos. Tenemos la mitad de los contagios de unas semanas atrás, pero siguen siendo altos. El mundo nos da muestras de que el tema no está terminado, el rebrote en Europa es una prueba contundente», agregó el mandatario.

Cabe recordar que en las últimas semanas el gobierno comenzó a plantear la posibilidad de avanzar de manera paulatina de la instancia de aislamiento hacia el distanciamiento, para derivar en una eventual etapa de «responsabilidad ciudadana». Las tendencias de baja y amesetamiento se combinan con las diversas demandas de fortalecer al sector productivo, laboral y –de manera reciente– turístico, de cara a la inminente temporada de verano 2020-2021.

«No es una cuarentena, es un mecanismo de aislamiento para algunos y de distanciamiento social para otros, y de a poco vamos abriendo actividades», dijo el presidente, y agregó: «No nos dejemos confundir y entendamos la gravedad de la situación».

En tanto, ratificó que algunos departamentos y ciudades de dieciséis provincias estarán bajo la modalidad de aislamiento: AMBA, Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.