La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados emitió dictamen de mayoría esta tarde al proyecto de Presupuesto 2021. El oficialismo juntó veintiséis firmas, con el respaldo de los interbloques Federal y Unidad Federal para el Desarrollo, y prevé aprobarlo el miércoles de la semana próxima. Juntos por el Cambio, en tanto, no acompañó el despacho y en los próximos días debatirán internamente qué posición tomarán durante la sesión.

El proyecto iba a obtener dictamen ayer, pero se pospuso para hoy ante los pedidos de diputados opositores para introducir una serie de cambios de último momento. El presidente de la comisión, Carlos Heller, explicó que el objetivo es aprobarlo antes del inicio de la negociación con el FMI, lo que motivó las negociaciones para «construir un consenso lo más amplio posible», dijo Heller.

«Tratando de construir los mayores consensos posibles hemos escuchado todas las voces y recogido inquietudes. Es lógico que discrepemos y debatamos, porque tenemos diferencias, pero tratamos de hacerlo siempre en el mejor clima posible y sin pedirle a nadie que se baje de sus convicciones», sostuvo el presidente de la comisión.

Los cambios se introdujeron luego de las demandas de los legisladores –oficialistas y opositores–, a las que atendió Heller junto con funcionarios del Ministerio de Economía. Uno de los reclamos más insistentes fue aumentar los subsidios para el transporte público de las provincias. Se llegó a un acuerdo para incrementarlos en 7.000 millones de pesos, que de este modo pasarán de 13.500 millones a 20.500 millones de pesos. 

En este punto, el diputado de Córdoba Federal, Paulo Cassineiro, pidió que esa partida sea de 30.000 millones de pesos. El oficialismo no lo aceptó, por lo que el legislador firmó el despacho con disidencia parcial.

Otro pedido había sido más fondos para universidades de las provincias. En este punto, Heller afirmó que se añadió un anexo que establece 4.100 millones de pesos, cuyas reasignaciones entre las provincias estará a cargo de la Jefatura de Gabinete.

Las modificaciones

En las horas previas a la reunión, se agregaron alrededor de cuarenta artículos. Entre esas modificaciones, la creación de aduanas de la provincia de Misiones; incrementar la alícuota que tributan los juegos de azar y apuestas en 5 %; la transferencia automática de los recursos del Fondo del Tabaco, como pedían las provincias de Jujuy, Corrientes y Misiones.

A su vez, por un pedido del diputado oficialista y exgobernador Sergio Casas, se eleva a 12.400 millones de pesos las partidas por compensación de la coparticipación de la provincia. Otro de los puntos a los que accedió Economía fue incorporar el compromiso de cancelar las deudas con La Pampa y Santa Fe para cumplir los fallos de la Corte Suprema.

Otro de los artículos estipula incentivos a las empresas productoras de gas natural a través del pago de una compensación y la emisión de Certificados de Crédito Fiscal.

Además, asignaron mayores recursos para combatir incendios forestales. Para esto, se agregó a los fondos destinados a las Acciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego una contribución obligatoria del 3 % proveniente de las primas de seguros, «excepto las del ramo vida, a cargo de las aseguradoras».

Por la oposición de Juntos por el Cambio, el diputado del PRO Pablo Torello dijo que los legisladores de su interbloque «no suscribieron el dictamen debido a que aún no pudieron analizar los cambios que se sumaron», y anticipó que definirán su postura previo a la sesión de la próxima semana.

El proyecto apunta con énfasis al incremento en el gasto en inversión pública para motorizar la actividad, que pasa del 1,1 % del PBI de 2019 –se prorrogó en 2020– al 2,2 % en 2021. Como contrapartida, caen fuertemente los intereses de la deuda, en 1,9 % del PBI, gracias a la reestructuración que alcanzó Guzmán con los acreedores privados, subrayó Heller. 

En otros de sus ejes, el proyecto de Presupuesto 2021 prevé un déficit del 4,5 %, un incremento de la actividad económica del 5 %, una inflación del 29 %, un gasto global de más de 8 billones de pesos. Los cálculos son en función de haber superado el año próximo la pandemia, ya que no se contemplan los programas de asistencia para personas y empresas (IFE y ATP) que aplicó este año el gobierno para enfrentarla.

Otro aspecto clave es que por primera vez el presupuesto fue diseñado con perspectiva de género, ya que se destinará hacia esas políticas el 15 % de los recursos previstos para 2021, mientras que más del 65 % del total de los fondos previstos corresponden a gastos sociales.

Desde mitad de septiembre, fue la séptima reunión de comisión para llegar al despacho del dictamen. En las anteriores, expusieron el ministro de Economía, Martín Guzmán, y sus secretarios de Hacienda y Finanzas, Raúl Rigo y Diego Bastourre; y se presentaron informes técnicos de análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC).