Tras el triunfo del MAS en Bolivia y el paso contundente del pueblo boliviano para recuperar la democracia, el presidente Alberto Fernández, quien días atrás cenó con Evo Morales para celebrar la victoria de Luis Arce, puso el foco en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y llamó a reconstruir este organismo, impulsado en 2008 en el marco de gobiernos populares.

Este miércoles, Fernández resaltó el triunfo en Bolivia y afirmó estar «muy contento» por el triunfo de Luis Arce. «Es un economista muy prestigioso, que fue su ministro [de Evo Morales] durante toda la gestión, un hombre de calidad técnica y humana, y la gente eso lo percibió», sostuvo.

En este marco, volvió a recordar la persecución del gobierno de facto de Jeanine Áñez contra Evo Morales, su familia y funcionarios, muchos de los cuales tuvieron que exiliarse en Argentina. «Nosotros queremos salvaguardar la vida de los bolivianos perseguidos. Es una cuestión de derechos humanos y para mí, y para todos nosotros, el tema de los derechos humanos es un tema muy sensible», manifestó Fernández, quien buscará asistir a la asunción de Arce. «Me gustaría acompañarlo. Me encantaría acompañar a Evo a que vuelva a su patria. Él sabe que siempre tendrá en nosotros a un amigo», afirmó.

En este marco, el presidente puso el foco en la política regional y llamó a «reconstruir la Unasur, con mucha apertura, donde cada pueblo de América Latina sea respetado y ver cómo trabajamos todos juntos». «Tenemos que impulsarla porque es lo que más le conviene a América Latina: que nos unamos y enfrentemos los problemas que tenemos. Sería muy bueno que volvamos a trabajar en eso», manifestó en diálogo con El Destape.

La Unasur fue creada en 2008 con la participación de los doce países independientes de América Latina, con un fuerte protagonismo de los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y Néstor Kirchner en Argentina, Hugo Chávez en Venezuela, Lula da Silva y Dilma Russeff en Brasil, Rafael Correa en Ecuador y Evo Morales en Bolivia. El objetivo inicial de este organismo era «construir una identidad y ciudadanía suramericana y desarrollar un espacio regional integrado». Sin embargo, desde 2018 en adelante Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay decidieron abandonarla.

En este contexto, de la mano de Arce, Fernández apuesta a reconstruir este organismo, y uno de los primeros gestos para ello será este 27 de octubre, en un nuevo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner, cuando en el centro cultural que lleva su nombre se emplace la estatua del presidente argentino y secretario general de la Unasur por dos años que fue retirada de la sede del organismo regional. «Es una estatua que estaba en Ecuador, en la Unasur, y cuando llegó el gobierno de Lenín Moreno la sacaron», explicó Fernández. Kirchner fue el primer secretario general de esa organización.

«Gracias a Dios [la estatua] ya llegó hace dos semanas y la estamos poniendo en condiciones. El 27 de octubre se cumple un año de nuestro triunfo electoral y diez años de la desaparición de Néstor. Es una buena oportunidad para celebrar homenajeándolo», concluyó Fernández.