En las primeras horas el lunes, el ex presidente del Estado Plurinacional de Bolivia y jefe de Campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, brindó una conferencia de prensa y anunció el triunfo de la formula Luis Arce – David Choquehuanca.

El gobierno de facto y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no habían entregado datos oficiales, habían suspendido el conteo rápido de los votos y, a último momento, también el boca de urna; pero los datos extraoficiales indicaban (al menos) 20 puntos de ventaja a favor del MAS, lo que representa un triunfo en primera vuelta.

Morales señaló: «Sin lugar a dudas hoy es un día histórico. Nuevamente el pueblo boliviano ha dado una lección de democracia y de perseverancia […] Millones de hombres y mujeres se han dirigido a las urnas pacífica y democráticamente».

«Ayer [por el sábado] denunciamos que era sospechoso el levantamiento del Direpre [sistema de conteo rápido de votos] a pocas horas del día de las elecciones. Ahora, las empresas encuestadoras se niegan a publicar los resultados a boca de urna por más de tres horas y hasta ahora no hay ninguna información. Se sospecha que algo están ocultando», aseguró.

Morales señaló que los datos indican que «se ha producido una victoria del Movimiento al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS -IPSP): Luis Arce, presidente; y David Choquehuanca, vice. Además, tendrá mayoría en las dos Cámaras en la asamblea legislativa».

«Lucho será nuestro presidente. Sabrá devolver a nuestra patria al camino de desarrollo económico, político y social. Y especialmente aportará al crecimiento. A la distancia quiero hacer llegar mis más sinceras felicitaciones. Quiero agradecer a la comunidad internacional. Muy pronto llegarán grandes desafíos. Debemos dejar atrás diferencias regionales para lograr un gran acuerdo nacional, así superaremos la grave crisis que enfrentamos. Hoy hemos recuperado la democracia. Recuperamos la Patria», concluyó Morales.