Luego de concretar aumentos salariales con los sectores de la Administración estatal y docentes, el gobierno de la provincia de Buenos Aires retomó la discusión paritaria con los y las trabajadoras de Salud. La gestión de Axel Kicillof retomó el diálogo este lunes con representantes del sector nucleados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP) y los contemplados en la Ley 10.471, para diagramar un acuerdo que termine de satisfacer las demandas de ese ámbito.

«Hoy será la primera paritaria de la Ley 10.471 en pandemia entre el gremio de profesionales de la salud pública bonaerense CICOP y el gobernador Axel Kicillof», anunciaron desde el gremio durante la mañana de este lunes 19 de octubre. Cabe destacar que desde el sindicato se mantienen en estado de alerta y asamblea en las diferentes delegaciones provinciales para hacer oír los diferentes reclamos que apuntan no solo a lo salarial, sino también a diversas mejoras laborales y contractuales.

«Nuestro parámetro tiene que ver con el cálculo que hace la junta interna de ATE-INDEC, y contempla la pérdida salarial que tuvimos durante 2018-2019, que es un 35 % del poder adquisitivo. Sobre eso, planteamos que un profesional debe ingresar a la carrera con un salario de 72.000 pesos. A ello se suma el pago del bono extra de 5.000 pesos anunciado por Nación, que también vaya dirigido a provincia», dijo a Contexto Pablo Maciel, delegado de CICOP La Plata, luego de culminar la reunión que tuvo lugar con representantes de las carteras bonaerenses de Trabajo, Economía y Salud.

Según informaron, este primer acercamiento pasó a un cuarto intermedio que prevé de reanudarse este miércoles. Allí se espera que la gestión provincial brinde propuestas no solo en materia salarial, sino también vinculadas a la batería de reclamos extrasalariales. Esto refiere a problemáticas como el desgaste laboral, vacaciones, y la garantía de pago en tiempo y forma para el millar de trabajadores que ingresaron a planta permanente, según lo anunciado por el titular de Salud bonaerense, Daniel Gollan, meses atrás.

«No alcanza con un aumento salarial acorde con la inflación; necesitamos una verdadera recomposición salarial», fue una de las principales premisas a la hora de sentarse a dialogar. Durante la semana pasada, CICOP llevó adelante una serie de acciones de lucha que incluyó asambleas y medidas de fuerza en múltiples espacios.

Cabe agregar que el sector también exige una serie de regularizaciones técnicas en el trabajo, tal como la inclusión de becarios o la jerarquización de trabajadores como enfermeros y auxiliares. En este aspecto, pretende centrarse la aplicación de la mentada Ley 10.471.

«La resolución de estas situaciones, en el camino de la imprescindible regularización de nuestra Carrera, tiene que ser acompañada por la sanción de dos leyes de excepción: la del pase de lxs compañerxs de la Ley 10.430 que han alcanzado un título universitario a la Ley 10.471 y la incorporación inmediata a la Carrera de quienes han sido vulnerados en sus derechos por años de permanencia en condición de becarixs o interinatos prolongados», expresaron en un comunicado.