Según el relevamiento que realiza el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la industria manufacturera utilizó en agosto el 58,4 % de su capacidad instalada, el máximo nivel desde que comenzó a regir el aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de covid-19. 

El índice fue el segundo más alto del año, después de febrero, y subió 1,6 % respecto de julio. Respecto del mismo mes del año pasado, agosto de 2020 se ubicó 2,1 puntos por debajo. 

«Los bloques sectoriales que presentan, en agosto de 2020, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son sustancias y productos químicos (71,1 %), productos minerales no metálicos (70,4 %), refinación del petróleo (69,1 %), papel y cartón (65 %), industrias metálicas básicas (62,9 %), productos del tabaco (61,5 %) y productos alimenticios y bebidas (60,6 %)», detallaron desde el INDEC. 

Asimismo, indicaron que los que se ubicaron debajo del promedio general fueron Edición e impresión (50,3 %), Productos de caucho y plástico (48,6 %), Metalmecánica excepto automotores (46,9 %), Productos textiles (42,3 %) e Industria automotriz (35,4 %). 

«Según un relevamiento especial realizado durante la emergencia sanitaria, 54,1 % de los locales manufactureros operó con normalidad en agosto», indicó en su informe el organismo estadístico, y añadió que el porcentaje restante estuvo compuesto por un «43,3 % que operó parcialmente y por un 2,6 % que estuvo sin actividad productiva». 

El nivel de producción fabril relevado para el mismo mes que difundió el INDEC días atrás también mostró una variación negativa en términos interanuales (7,1 %) y bajó un 0,9 % respecto de julio de 2020.