El presidente Alberto Fernández anunció la modalidad de la nueva etapa de aislamiento físico por la pandemia en el país, que tendrá vigencia desde el próximo lunes y durante dos semanas, hasta el 25 de octubre. Consistirá en mayores restricciones en ciudades de dieciocho provincias cuyos sistemas de salud se encuentran en estrés ante el aumento de casos.

«Durante los próximos catorce días, en dieciocho departamentos del interior del país vamos a tomar estas medidas que garanticen la disminución de la circulación en las calles», sostuvo Fernández desde la Casa Rosada, acompañado por los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Santa Fe, Omar Perotti, y de Neuquén, Omar Gutiérrez. 

La restricción de la circulación se aplicará a departamentos y ciudades de las provincias de Chaco, Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan y San Luis y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es decir, no tendrán estas limitaciones Corrientes, Misiones, La Pampa, Entre Ríos, Formosa ni Catamarca.

Los departamentos de esas dieciocho provincias se darán a conocer en los próximos días. Mientras que las seis provincias que no tendrán cambios son Corrientes, Misiones, La Pampa, Entre Ríos, Formosa y Catamarca.

Fernández dio detalles sobre los niveles críticos de ocupación de las camas de terapia intensiva que motivaron las medidas. «El 88 % de las camas UTI están siendo utilizadas en Río Negro, el 81% en Mendoza, el 80 % en Tucumán, el 78 % en Santa Fe, el 77 % en Salta, el 72 % en Santiago del Estero y Neuquén y el 70 % en Córdoba. Este dato nos está hablando de provincias que están alcanzando un nivel de estrés sanitario muy preocupante», precisó.

Antes del anuncio, Fernández, junto al jefe y el vicejefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli, mantuvieron una videoconferencia desde Casa Rosada con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, para analizar la situación epidemiológica. El jueves había hecho lo mismo con los gobernadores.

El presidente explicó que el objetivo de la nueva extensión del aislamiento es aumentar las restricciones en las localidades con sistemas de salud saturados o cerca de esa situación, para darles tiempo a recuperarse. «Tenemos que aminorar cuanto antes los números de muertes y contagios», afirmó. «Les pido que nos ayuden en esta nueva etapa. Tenemos que restringir la circulación, eso no quiere decir que vamos a parar el aparato productivo, sino que, los que puedan preservarse en sus casas, se preserven», agregó.

El mandatario alertó que el problema ya no se encuentra concentrado en el AMBA, que en los meses anteriores fue el epicentro de la pandemia. «Creímos al comienzo que era un problema que iba a quedar circunscripto al AMBA y descubrimos que no fue así. El único que tiene la culpa de esto es el virus», dijo Fernández, y señaló que los cuidados que se tomaron anteriormente en el AMBA ahora se trasladarán a las provincias. «Lo que hicimos en el AMBA ahora tenemos que hacerlo con las provincias que están afectadas», dijo.

Sobre la situación en el AMBA, dijo que «el problema no está resuelto, pero el esfuerzo nos permitió que la curva se empezara a mesetar y desde hace cinco semanas empezara a bajar. Estamos en un proceso de lento pero sostenido descenso de los contagios».

A la hora de advertir de los contagios, pidió evitar las reuniones sociales. «Necesitamos de gobiernos que confluyan en una acción mancomunada y de ciudadanos que entiendan la situación en la que se vive. Les pido que nos ayuden en esta etapa que se inicia: tenemos que restringir la circulación», reforzó.

En otro tramo, a través de filminas, mostró que el 65 % de los casos corresponden a las provincias y el 35 % restante al AMBA. Como contrapartida, al comienzo de la pandemia el AMBA concentraba el 92 %. 

La vez anterior los detalles se informaron a través de un video que se difundió por redes sociales que incluyó láminas sobre la evolución de la enfermedad y la voz en off de una locutora. En este caso, retomó la comunicación en vivo para transmitir las decisiones contra la pandemia.

En el reporte de este viernes por la mañana, el Ministerio de Salud informó un promedio diario de 13.052 casos de covid en los últimos siete días, con una tasa de mortalidad de quinientas personas cada millón de habitantes y de letalidad del 2,67 % sobre los casos confirmados.