El presidente Alberto Fernández participó hoy de un encuentro virtual de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio de América Latina y el Caribe (Aaccla), donde expuso ante empresarios y empresarias de la región y Estados Unidos sobre los beneficios de invertir en Argentina. A su vez, remarcó estar confiado en llegar a una solución con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la renegociación de la deuda.

«Estamos trabajando con el FMI en este momento, con un grupo técnico que llegó. Estoy muy confiado en que vamos a encontrar una solución. Todos tenemos la misma voluntad de que la Argentina cumpla sus obligaciones sin postergar a los sectores de la sociedad que ya han hecho esfuerzos inconmensurables», sostuvo Fernández desde la residencia de Olivos.

Su participación con representantes del sector privado fue en el marco de los primeros acercamientos entre el Ministerio de Economía y el Fondo para renegociar la deuda de 44.000 millones de dólares que contrajo el gobierno de Mauricio Macri. La misión de técnicos del Fondo se encuentra en Buenos Aires, donde, luego de la reunión de ayer con el ministro Martín Guzmán, hoy se verá con dirigentes empresariales (UIA) y sindicales (CGT). 

La Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina y el Caribe y la Cámara de Comercio de Estado Unidos reúnen a 20.000 empresas asociadas en veinticuatro cámaras de comercios de la región. 

La participación del presidente en el encuentro con empresarios extranjeros fue en el marco de la necesidad del gobierno de obtener divisas para motorizar la recuperación económica, con eje en la producción. El mandatario dijo que en Argentina hay reglas claras para las inversiones extranjeras, al tiempo que habló de la necesidad de un capitalismo solidario, centrado en la producción y no en la especulación financiera.

«Tal vez debemos pensar que el sistema económico que venía funcionando era lo suficientemente débil como para que un virus sea capaz de destruir tanto. Esto puede ser una oportunidad para los que creemos que el capitalismo puede cambiar para un mejor desarrollo», evaluó.

Fernández se refirió a las últimas declaraciones de la titular del Fondo, Cristalina Georgieva, a la que calificó de «realista». La economista búlgara dijo en declaraciones radiales que el organismo de crédito no tiene pensado aplicar sus clásicas recetas de ajuste como condición para llegar a un acuerdo. 

En otro tramo, se mostró optimista por los últimos datos relacionados con la recaudación. «Por primera vez en mucho tiempo, el porcentaje de recaudación impositiva fue mayor que la inflación», remarcó. 

Por otro lado, cuestionó la gestión de Mauricio Macri por haber contraído una deuda en tamaño y tiempo récord. «El gobierno anterior trató de responder a los problemas fiscales endeudándose, y cuando el sistema financiero dijo ‘basta’, el Fondo vino a socorrerlo, lo cual es una forma de decir, pero ese dinero se fugó de la Argentina», objetó.

«Allí seguramente hubo responsabilidades compartidas: de los que pidieron el dinero, es decir, del gobierno, y de los que confiaron en él», prosiguió. «Pero trabajamos con los acreedores porque somos parte del mundo y no queremos estar fuera del sistema financiero internacional. Y lo resolvimos. Ahora nos queda una segunda etapa, que es la negociación con el FMI», amplió. 

El telón de fondo del discurso de Fernández es la delicada situación cambiaria de Argentina por el drenaje de reservas del Banco Central, situación que generó las últimas medidas del gobierno para limitar la demanda de dólares y fomentar la liquidación de las exportaciones para el ingreso de divisas.