En medio de fuertes críticas del Frente de Todos platense por la parálisis de debate sobre los proyectos pendientes en el Honorable Concejo Deliberante, el intendente Julio Garro intenta apurar una iniciativa propia vinculada, ni más ni menos, con las mentadas pistolas eléctricas Taser. Tal como ya anunciaron otros alcaldes macristas de la provincia de Buenos Aires, el mandatario local busca implementar este nuevo equipamiento en las fuerzas de seguridad de la capital bonaerense.

«Las pistolas Taser, que desde hace años son utilizadas en muchos países, son herramientas que permiten dar mayor seguridad a los agentes y protegen a terceros contra episodios delictivos. Elevamos al Concejo de La Plata un proyecto para incorporar dispositivos», manifestó esta semana el jefe comunal platense en las redes sociales. «El año pasado habíamos solicitado al Ministerio de Seguridad de la Nación que nos provea Taser. Es una tecnología de gran utilidad para quienes tienen que cuidarnos», agregó el mandatario.

«Garro presentó esta medida mientras que tiene cajoneados todos nuestros proyectos; el seguimiento de los fondos de la pandemia no le explicó a la gente qué fondos utilizó, de dónde los sacó. Ahora sale con esto a desviar el foco de la discusión, cuando ni siquiera tiene idea del gasto que puede conllevar la utilización de una pistola Taser», dijo a Contexto el concejal platense del Frente de Todos Cristian Vander.

Vale recordar que la propia Administración de Cambiemos durante su período de gobierno –con Mauricio Macri en la presidencia y María Eugenia Vidal en la provincia– había solicitado el mismo equipamiento de pistolas Taser y los intendentes no. «Que Garro le pregunte a su propio socio político, Horacio Rodríguez Larreta, por qué no usa las Taser en CABA, cuando ya las tienen compradas», expresó vander.

Esta iniciativa fue replicada en los principales municipios donde gobierna el sello de Juntos por el Cambio en el Gran Buenos Aires. Además de Garro, también han presentado proyectos de ordenanza los alcaldes Néstor Grindetti (Lanús), Jorge Macri (Vicente López), Diego Valenzuela (Tres de Febrero).

«Desde Juntos por el Cambio en el GBA continúan con la misma metodología de lo que fue el gobierno anterior de Macri y Vidal. Fueron un gobierno del marketing. No son ni de la producción ni del desarrollo. En vez de preocuparse por las políticas de seguridad, que bastante preocupado tiene ya a la gestión de Provincia, tendrían que preocuparse por la pospandemia, el desarrollo, la crisis sanitaria de la región», añadió el edil platense.

La actitud de los intendentes de Cambiemos que promueven la utilización de las Taser recibió fuertes críticas, incluso por parte del propio Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. «La Policía es bonaerense y responde a la conducción de la provincia; debemos dejar de hacer demagogia y empezar a pensar en un plan integral de seguridad y cómo aplicarlo», dijo Berni, quien apuntó de manera explícita contra la gestión de Néstor Grindetti en Lanús.

«Lanús puede comprar todas las pistolas que quiera, pero no sé quién las va a usar, porque quien conduce la Policía y desarrolla el plan de seguridad es el ministro», dijo el titular de Seguridad bonaerense, y agregó: «Me llama la atención, y creo que caemos en la ignorancia y la demagogia, escuchar a un secretario de Seguridad diciendo que mete preso a gente, como si tuviera su propia Policía, o que va a comprar sus pistolas Taser, como si tuviera su propia Policía».