Mediante la resolución 1.554 y un emotivo acto, el gobierno bonaerense decidió designar con el nombre de Nora Etchenique al Instituto de Hemoterapia de la provincia, en homenaje a la médica que falleció en un accidente de tránsito, una de las personas centrales en la difusión de la donación de sangre y plasma en el marco de la pandemia.

La resolución que oficializó esta decisión destaca a Nora Etchenique «por su incansable labor y su valioso aporte a la salud pública», llevando adelante una «generosa e invalorable obra en relación a lo que hace al Instituto».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, encabezó el acto junto con el ministro y el viceministro de Salud, Daniel Gollan y Nicolás Kreplak, respectivamente, así como también personal del Instituto, quienes descubrieron una placa en homenaje a la médica.

Durante el acto, Kicillof recordó que conoció a Etchenique en la inauguración de un centro de hemoterapia en Tres de Febrero y que en el marco de la pandemia recibió «la noticia de que se había dejado de donar sangre o se hacía en menor proporción, pero también aparecieron los primeros ensayos de tratamiento con plasma de pacientes recuperados, y de nuevo se puso en el centro de la escena la hemoterapia».

El gobernador destacó que durante la pandemia «se presentó el desafío de sostener el área y ampliarla, hacer una enorme campaña para la donación de plasma de recuperados», donde Etchenique «consiguió hacer una tarea inmensa». «El homenaje más grande va a ser cumplir su sueño y nuestro compromiso de seguir trabajando para mejorar la salud de todos los y las bonaerenses», manifestó.

Por su parte, Gollan resaltó «la vocación militante» de Etchenique. «Ella quisiera que la recordemos con alegría, trabajando por los ideales de la salud pública como derecho. El Instituto es del pueblo, es de todos y da soluciones como el plasma. Esa obra ella la verá, porque la vamos a seguir haciendo», resaltó.

El ministro dijo que seguirá trabajando «por un mejor sistema de salud para la provincia, que cumpla con el deber de que la salud llegue con equidad a todos los ciudadanos de esta querida provincia».

Nora Etchenique fue sobreviviente durante la última dictadura, en la que fue secuestrada y detenida en la Mansión Seré, por lo que brindó testimonio contra los responsables en 2014. Posteriormente, terminó su carrera de medicina e ingresó al hospital Zubizarreta, donde se especializó en Hemoterapia, formación que profundizó en Francia. También se desempeñó en el hospital Güemes de Haedo y fue coordinadora del Instituto provincial en la región sanitaria VII. Luego asumiría como directora asociada del Instituto Provincial de Hemoterapia y en 2008 nombrada como directora ejecutiva, donde se desempeñó hasta 2016, cuando fue desplazada por el vidalismo. En 2019 fue convocada por Daniel Gollan para volver a encabezar el Instituto, del que estuvo al frente hasta el día de su fallecimiento.