La investigación por la desaparición seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro tuvo un nuevo avance con la presentación de los resultados de los peritos sobre los restos del joven. El equipo de representantes legales de la familia y la propia madre de Facundo, Cristina Castro, brindaron ayer una conferencia virtual donde presentaron su disidencia con el informe presentado en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y ratificaron la hipótesis de homicidio.

La actividad fue impulsada por Amnistía Internacional en Argentina y participaron los abogados querellantes Leandro Aparicio y Luciano Peretto, la perito de la familia Virginia Creimer, y Cristina Castro. También Margarita Jarque, en representación de la Comisión Provincial por la Memoria.

«Todos me preguntaron cómo me tomé los resultados de esta autopsia. Era algo que ya sabíamos. Pero con una sola discrepancia, de una odontóloga que se contradijo de lo que antes había sostenido. Ha sido presionada y no se lo voy a permitir», fueron las palabras con que intervino Cristina Castro, madre de Facundo.

«Esto recién empieza. Hay resultados que no teníamos, y hay pruebas de ADN que coinciden conmigo. Para quienes creen que este se cerró: a Facundo lo mató la Bonaerense. Se está avanzando, las líneas telefónicas han arrojado mucha información. Esto es un puntapié inicial para dar con la verdad. Estamos muy cerca de la verdad», agregó.

En las últimas horas se conoció el informe pericial que reveló que Astudillo Castro murió por «asfixia por sumersión» de manera violenta, aunque no pudo detallar si la causa fue accidente, homicidio o suicidio. La presentación del informe culminó cerca del mediodía del jueves en la sede del EAAF en la ex Esma, sin que haya un criterio unificado entre los expertos que analizaron los restos del joven fallecido.

Virginia Creimer sostiene que lo mataron, y por ese motivo firmó en disidencia. El informe concluye que «Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado».

«Ayer había un informe que estaba realizado, concluido y acordado por las partes, impidiendo que esta querella diera una discusión sobre los conceptos científicos que se vertieron allí. Se llegó a la conclusión de que Facundo murió de forma violenta por asfixia, tal como lo habíamos establecido, por sumersión», señaló ayer Creimer en conferencia, en las últimas horas de la tarde.

«Es importante tener en cuenta que cuando hablamos de una muerte violenta estamos hablando de tres posibilidades desde el punto de vista científico: suicidio, un accidente, la última es el homicidio. Descartado el suicidio y el accidente, lo único que nos queda como hipótesis es el homicidio», agregó la perito de la familia de Castro. «El informe fue firmado en disidencia parcial. Hay una omisión por parte de la jueza cuando comunica que el informe ha sido de conformidad por todos los peritos. Esto es porque desde el punto de vista científico hubo contradicciones importantes», añadió.

Acorde a lo presentado, los resultados de la autopsia deberían indicar la data, el lugar y la causa de la muerte, sin embargo, la perito de la familia Castro dijo que «el informe pericial no explicó qué hicieron con él».

En tanto, el abogado Luciano Peretto señaló que este resultado «es fundamental» y lo que quede debe quedar como conclusivo es que «Facundo encontró la muerte por asfixia de manera violenta en un cangrejal». «La hipótesis del suicidio es inviable, nadie camina los kilómetros que hizo Facundo para suicidarse. Tampoco hay evidencia científica para sostener que fue un accidente. Todo esto, sumado a enorme cantidad de prueba, viene a robustecer la hipótesis de desaparición seguida de muerte en manos de efectivos de la Policía bonaerense», dijo el letrado.

«Vimos una zapatilla intacta cerca del esqueleto. El equipo de forenses tiene que tener en cuenta eso. Tenemos dos testigos que lo vieron en Origone, en la comisaría de Origone. Tenemos un mensaje de un policía que dice ‘se hace el pajero, bajalo’», destacó el abogado Leandro Aparicio. «Hay muchas cosas que aun no podemos decir, pero que reafirman la implicancia de la Policía bonaerense en el caso».