El ministro de Economía, Martín Guzmán, explicó este martes en la Cámara de Diputados los lineamientos del proyecto de Presupuesto 2021, con el que el gobierno apunta a encaminar la recuperación económica. «Hoy presentamos el ancla del esquema macroeconómico de transición, hacia dónde queremos llevar la política argentina», afirmó, y añadió que el presupuesto es «otro paso fundamental en el proceso para estabilizar a la economía argentina y devolverla a un sendero inclusivo y estable».

Su intervención fue en un plenario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, en el Salón de los Pasos Perdidos, donde estuvo acompañado por el presidente de la Cámara, Sergio Massa, el titular de la comisión, Carlos Heller, y el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. El lugar se adaptó con diecisiete ubicaciones para los principales referentes de los bloques y las autoridades del cuerpo, mientras que el resto de los diputados intervinientes lo hicieron en forma remota.


El proyecto de Presupuesto 2021 -el primero que ingresó el gobierno al Congreso, ya que el actual es una prórroga del 2019- contempla un crecimiento del 5,5 % del PBI, un gasto total de más de 8 billones de pesos y un fuerte aumento de los recursos destinados a las obras de infraestructura. El 65 % de los recursos (5,5 billones de pesos) se destina a gastos sociales para el pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios, de economía social, entre otros.

https://twitter.com/DiputadosAR/status/1308488778621779969

Guzmán comenzó con una síntesis por la compleja situación económica que provocó la pandemia en Argentina y el mundo, agravada por el frágil estado de la economía que dejó la gestión anterior. «La pandemia le ha generado un golpe fuertísimo a la economía mundial y a la Argentina, que ya estaba viviendo una crisis macroeconómica», comenzó.

Luego resumió los ejes del proyecto 2021. «Queremos buscar una estructura productiva que satisfaga cinco puntos: inclusión, dinamismo productivo, estabilidad macroeconómica, desarrollo con equidad federal y respeto por la soberanía para adoptar políticas en el camino del desarrollo», resaltó el ministro.

En cuanto al financiamiento, planteó que la prioridad es conseguirlo en moneda propia y no en dólares. «Eso requiere de un desarrollo del mercado de capitales local y no depender del endeudamiento en moneda externa, en dólares, y tampoco del financiamiento de la autoridad monetaria, del Banco Central. Hoy no estamos ahí, estamos en el camino correcto en la dirección para tener financiamiento con los lineamientos que buscamos», indicó.

En otro tramo se refirió a las políticas cambiarias que tomó la semana pasada el gobierno. «Son medidas de una situación de transición con el objetivo de frenar ese drenaje de reservas, no son características permanentes de la Economía. No son medidas que nos pongan contentos, son para evitar que se transite un sendero que termine en mayor inestabilidad».

«Estamos teniendo que lidiar con el proceso de especulación financiera de los procesos previos, con una política monetaria que favoreció el ingreso de capitales especulativos, que fuerza a la economía a defenderse», expresó. «Esto hace que Argentina hoy tenga que tener controles de capitales sustancialmente más extendidos que los que idealmente se quisieran tener para defender a la economía de todas las presiones que enfrenta en el frente financiero», amplió Guzmán.

El funcionario también aludió a la falta de un sendero económico sostenible del país a lo largo de la historia, lo que genera profundas crisis recurrentes. «Argentina lo que tiene es volatilidad en el rumbo económico, además de tener volatilidad en el producto», continuó, y dijo que esto muestra «las dificultades del país para encontrar un rumbo. Cada vez que Argentina crece, suben las exportaciones y la demanda de divisas, pero no hemos podido transitar a una estructura productiva que no choque con esto», explicó.

El próximo martes comenzará el debate de la iniciativa en la Comisión de Presupuesto y Hacienda, con la presencia del secretario de Finanzas, Diego Bastourre; el secretario de Política Económica, Haroldo Montegú, y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo. El oficialismo busca tratar el proyecto en el recinto en octubre.