La jueza en lo Contencioso Administrativo María Ventura Martínez dio lugar a la cautelar que presentó el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, para que la entidad médica retome la atención de los más de 300.000 afiliados a IOMA en la capital bonaerense. De este modo, el convenio entre IOMA y la Agremiación Médica Platense (AMP) sigue vigente -como había señalado IOMA- y deberán seguir negociando para firmar uno nuevo.

Dos meses atrás, la Defensoría del Pueblo intervino como mediadora para acercar posiciones, tras la escalada del conflicto. En aquel entonces pactaron retomar las negociaciones para firmar un nuevo convenio en sesenta días. Pero en ese lapso de tiempo, que terminó esta semana, no llegaron a buen puerto.

El miércoles, la AMP decidió atender como particulares a las y los afiliados a la obra social de la provincia. Lo justificó diciendo que fue ante la falta de un acuerdo para firmar un nuevo convenio prestacional. Eso generó la presentación judicial de la Defensoría.

El titular de IOMA, Homero Giles, había advertido que lo que caducó fueron los sesenta días acordados, no el convenio en sí. «En el acta acuerdo que se firmó hace sesenta días, la obra social y la AMP decidieron retrotraer la situación al 6 de julio pasado, cuando estaba vigente el convenio que vence en el mes de diciembre próximo, con prórroga automática por seis meses. Lo que terminó es el plazo de negociación para redactar un nuevo convenio, no el convenio en sí mismo», sostuvo.

La Agremiación, que conforma la Mesa de Enlace (junto con las Sociedades Científicas, las Asociaciones de Profesionales y el Colegio de Médicos Distrito I) cuestionó que IOMA «no ha dado respuesta a las necesidades médicas y de los afiliados».

En las negociaciones, IOMA planteó un reconocimiento retroactivo por exposición a la covid-19 para los meses de abril, mayo y junio de un 16 % para las consultas, y de 8 % para las prácticas. A la vez, la obra social ya ofreció reconocer nuevas prácticas mediante un procedimiento de autorización abreviado. Asimismo, propuso un incremento a partir de julio en los mismos porcentajes (16 y 8 %) para consultas y prácticas, y una mejora de los honorarios de las ayudantías de cirugía. Para la AMP fue «insuficiente» y en las sucesivas reuniones no hubo avances para llegar a un acuerdo.

Ante la falta de atención de la AMP, Lorenzino acudió a la Justicia para que no se detuviera la atención por la obra social en medio de la pandemia. «Es fundamental que siga habiendo cobertura de salud para afiliados y afiliadas mientras los dos organismos continúan negociando un nuevo convenio», remarcó en un comunicado. «Más allá de que haya vencido el plazo de las negociaciones, las partes se comprometieron a mantener vigente el convenio. Les pidió que vuelvan a negociar», indicó.

«El convenio está vigente, ya que tanto la AMP como el IOMA se comprometieron a retrotraer la relación al 6 de julio de 2020 hasta tanto no se llegue a un acuerdo para modificarlo, por más que el plazo de las negociaciones haya vencido», amplió el defensor del pueblo.