Junto con la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, Fernández destacó que el Estado tiene una «deuda» con el salario de las fuerzas y adelantó que habrá que regularizar los ingresos.

Este viernes el presidente Alberto Fernández anunció una «reorganización salarial» para las fuerzas de seguridad a quienes agradeció por «la gran tarea» llevada a cabo en los últimos meses para «cuidar a los ciudadanos en el marco de la pandemia y poniéndole la cara al virus».

En un acto en el complejo médico de la Policía Federal Churruca Vista, del barrio porteño de Parque Patricios, Fernández, antes de los anuncios oficiales para determinar la continuidad de la cuarentena, se refirió a la situación de la pandemia.

«Es cierto que en el AMBA la situación está como controlada y los casos no crecen, pero necesitamos que los casos bajen, por eso les pido la responsabilidad que a cada uno les cabe», manifestó.

«Hay una responsabilidad social y política también», destacó el presidente, quien confirmó que esta tarde será dictado «el decreto para tratar de profundizar donde debamos profundizar las medidas para evitar el contacto» entre las personas. «Es una enfermedad que si uno respeta el distanciamiento y se preserva en su casa, las posibilidad de contagio es mínimo».

En ese sentido y refiriéndose a una de las actividades habilitadas por el gobierno porteño, el jefe de Estado, señaló que «por más que se pueda ir a tomar una cerveza en una vereda, hay que entender que el riesgo está dando vueltas y que tenemos que cuidarnos mucho porque estamos muy lejos de haber superado el problema».

Respecto a las fuerzas de seguridad, el presidente agradeció por «la gran tarea» para «cuidar a los ciudadanos en el marco de la pandemia y poniéndole la cara al virus». En este marco, el presidente reconoció que «el Estado nacional tiene una deuda con las fuerzas federales que durante muchos años no fueron bien tratados y hay que poner orden en los salarios».

En este marco, Fernández anticipó que ordenó «empezar a regularizar los ingresos de oficiales y suboficiales para que, en un tiempo no mayor de 18 meses, todos los ingresos no remunerativos formen parte» del salario.

«Sé que durante muchos años no fueron bien tratados, así como las fuerzas armadas y la administración pública nacional. Ha llegado la hora de empezar a poner en orden sus salarios», sostuvo.

A su turno, Frederic resaltó que “en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia, las fuerzas federales pasaron también a cuidar el bienestar de la población y redoblaron sus esfuerzos”.

“Por eso, quiero agradecer muy especialmente al personal médico y de enfermería el trabajo que hacen para cuidar a los efectivos que están padeciendo la Covid-19”, manifestó la ministra.

Respecto a las obras del Churruca, según se detalló oficialmente, se concretaron mejoras en la Unidad de Cirugía y Cuidados Intensivos, al tiempo que se entregaron diez ambulancias de últimas generaciones que implican una inversión de 89 millones de pesos.