Alberto Fernández encabezó este jueves el anuncio del plan de inversiones de la empresa de capitales brasileños Santana Textil para su fábrica en la provincia de Chaco. «Se necesitan empresarios que confíen en el país, inviertan, produzcan y den trabajo, después de cuatro años de postración», manifestó.

«Eso es lo que estamos necesitando», dijo durante el anuncio, y puso el foco en la relación con el país vecino. «Es muy importante para Argentina que los lazos que nos unen con Brasil estén cuidados, protegidos y promovidos, y queremos que esa integración crezca cada día más», destacó.

Desde Olivos, estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la subsecretaria de Industria, Julieta Lousteau, mientras que el gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, y los directivos de Santana Textil, Raimundo Delfino Filho e Igor Rocha Perdigao, se unieron por videollamada.

«Para nosotros es particularmente significativo, porque buscamos empresarios que confíen, inviertan, produzcan, ganen y den trabajo, que es lo que el país está necesitando después de cuatro años de postración», sostuvo el presidente.

«Tengan ustedes el compromiso del gobierno nacional para seguir ayudando en todo lo que podamos hacer para que esa integración sea cada día más fuerte, y que los argentinos y brasileños seamos parte de un mismo sistema de desarrollo, que es lo que verdaderamente nos importa», agregó el mandatario.

«Ver que se instala equipamiento nuevo y se genera trabajo potencia a una región muy importante del Chaco que lo necesita y le hace falta», al tiempo que definió: «Brasil y Argentina tienen un mercado común que debemos explotar mucho más de lo que lo explotamos hoy. Tenemos que trabajar mucho más unidos para lograr ese objetivo».

Según se detalló oficialmente, la inversión de 12 millones de dólares generará 130 nuevos puestos de trabajo en Santana Textil Chaco, que produce hilo 100 % algodón de títulos finos para la fabricación de gabardinas, sábanas, camisas, lienzas, toallas, entre otros artículos.

Capitanich explicó que la empresa garantizará «inversiones extranjeras directas, más empleos, abastecimiento para el mercado interno, lo que es muy significativo para nosotros». «Nuestra intención es seguir aumentando la capacidad instalada y seguir generando más empleo».