El Senado de la Nación finalmente rechazó el traslado de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, que habían sido designados en puestos clave de la Justicia federal en 2018 por decreto del entonces presidente Mauricio Macri, sin acuerdo de la Cámara Alta. 

La sesión especial, en la que también se prorrogó el funcionamiento virtual del cuerpo por sesenta días, no contó con la participación de los senadores del bloque opositor de Juntos por el Cambio, quienes se retiraron cuando comenzó la discusión del dictamen de comisión para tratar el traslado de los jueces. 

«Avalar esta situación de traslados sin que hayan pasado por el Senado es lisa y llanamente aceptar que existen dos sistemas de selección de jueces: uno, el del artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional, y otro, el de los traslados que hizo el Ejecutivo anterior, es decir, una selección de jueces a la carta», manifestó al comienzo de la discusión la senadora Anabel Fernández Sagasti, que además es presidenta de la Comisión de Acuerdos, encargada de dar conformidad, por ejemplo, en el traslado de los jueces. 

Cabe recordar que los jueces Leopoldo Bruglia y Juan Pablo Bertuzzi integraban el Tribunal Oral N° 4 y en 2018 fueron trasladados a través de un decreto a la Cámara Federal porteña, tribunal de alzada clave en la Justicia federal. El traslado de Bertuzzi, además de los cuestionamientos de la oposición de aquel momento, fue denunciado penalmente por la defensa del ex vicepresidente de la nación Amado Boudou, puesto que presidía el tribunal que lo condenó a poco más de cinco años de prisión y esperaba la firma del decreto presidencial que concretaría su traslado, como sucedió apenas horas después de la sentencia.

Fernández Sagasti recordó además la oposición que manifestaron en el traslado de Bertuzzi los integrantes de la Cámara Federal a la que sería enviado, por no cumplir los pasos correspondientes. «No solamente estos dos jueces son los que avalan este rechazo, sino que también hay un juez que fue trasladado por el macrismo, [Carlos] Mahiques, que expresamente dijo que los traslados debían cumplir con las reglamentaciones del Consejo de la Magistratura y obtener el acuerdo del Senado de la Nación», sostuvo la senadora. 

Hace una semana, luego del pedido de revisión de una decena de traspasos por parte del Consejo de la Magistratura, la Comisión de Acuerdos citó a diez jueces a participar de la audiencia pública para exponer sus casos, pero solo se presentaron siete y se ausentaron Bruglia, Bertuzzi y Castelli. 

«Estos tres magistrados han incurrido en una conducta contumaz y no puede por eso este Senado otorgarles un acuerdo, porque evidentemente han establecido mediante sus actuaciones una ofensa a la Constitución Nacional que deberían defender y respetar a rajatabla», expresó Fernández Sagasti sobre la falta a la audiencia, que la calificó como un «desaire» al Senado. 

En el mismo sentido se manifestó la chaqueña María Inés Pilatti de Vergara, quien consideró que «no solo no reconocieron que fueron mal trasladados, sino que al no presentarse a la Comisión de Acuerdos donde habrían tenido la oportunidad de transparentar esos traslados evidenciaron otra vez el desapego que tienen por las normas constitucionales». 

La senadora consideró que durante el macrismo «trataron de retorcer las exigencias legales para hacer pasar esas designaciones como si fueran traslados» porque no tenían las mayorías necesarias para nuevos nombramientos. 

Desde la oposición, el porteño Martín Lousteau cuestionó: «La agenda de hoy es apartar a tres jueces que entienden en causas donde está involucrada la vicepresidenta de la nación. Lo pueden disfrazar de épica de democratización de la Justicia. ¿Esa es la agenda de la Argentina?».