Por Ramiro García Morete

“Nacen a raíz de una idea que se desarrolla materialmente en el momento que la pensé”, dirá. Básicamente, cuando se le ocurre algo lo hace. Quizá de eso –nada más y nada menos– se trate ser productor o productora. Casi simultáneamente a pergeñar la idea, levanta el teléfono y habla: artistas, colegas, lugares, etc. Y es que a Alexis Turnes Amadeo le gusta hablar. Ya sea con les músiques o con la gente cuando termina el show y deja la sala. Porque también le gusta escuchar o leer. “No podría hacer algo sin ver la interacción”, dirá también. Por ello no llama la atención que allá por principios de la cuarentena (¿se acuerdan?) resolviera eficaz y velozmente cierto berretín que venía girando en su activa cabeza. Lo que imaginaba inicialmente como programa de radio mutaría en formato audiovisual después de que Martin Lara le propusiera sumarse a la inminente plataforma de Guajira. En el recinto de calle 49 había tenido lugar con éxito en febrero ese festival diverso en calidad y propuesta que había sido Reversible. Atento a la comunidad generada por su productora Caminar de Elefante, consciente de su inexperiencia pero contando con su desparpajo y sin importarle “sacrificar” su adorado domingo, Alexis iniciaría un ciclo que colmaría con creces la hora y media que en el estreno temía no completar. Y sus propias expectativas en cuanto a la respuesta de espectadores, tanto como la de entrevistades de la talla de Liliana Herrero, Luciana Jury o Lito Vitale. Con la producción de Silvina Cochella (quien además lleva adelante una sección de noticias) y segmentos con columnistas que hablan de asuntos artísticos o de producción, Reversible TV (domingos a las 20 a través del Facebook de Guajira) surge como un dinámico e interesante espacio para que diferentes actores de la cultura local y también nacional sigan comunicades para revertir la situación.

“Creo que es un poco la transformación o adaptación del festival que hicimos en febrero a un formato online, como para seguir difundiendo el concepto del festival. El objetivo es poder mostrar una escena y un panorama que por ahí no te llega de otra manera. Y justo se desprende de un festi que tenía una ideología y un concepto armado, como lo referido al cupo femenino”. Turnes Amadeo explica la dificultad de “producir desde lo digital” sin perder calidad. “Los shows por streaming tienen costos muy altos y en La Plata además no están habilitados. Esto surge como una forma de poder generar contenidos”. Pero aclara: “La intención no tiene que ver con permanecer en las redes, estar por estar para no desaparecer. Hay algo más profundo: seguir conectadxs con la gente. Caminar de Elefante no hace eventos sueltos. Tiene un público que lo elige. Y generar esa comunidad atravesada por un montón de lineamiento políticos y culturales es algo tan complejo y lleva tantos años”.

Si bien la propuesta original era hacerlo a través de Instagram, Turnes Amadeo se impuso: “Más allá de la plataforma capitalista y demás que ya sabemos, yo soy un férvido defensor de Facebook. Porque lo que prioriza es la idea y los mensajes”. En tiempos donde pareciera que hay lugar para la novedad y la extrema juventud, reconoce que su público es “un poco más grande que la gente que consume Instagram”. Y sentencia: “no existiría sin los comentarios de la gente. Se hace a través de los comentarios. Si uno no busca la interacción termina siendo, inclusive, como algo banal y mostrando un montón de cosas y no sé que pasa del otro lado. No podría hacer algo sin ver la interacción”.

“No soy comunicador desde el lugar de un periodista –reconoce–. El programa tiene una línea más jocosa. Tratamos de no hacer tanto foco en la cuarentena y el covid. Tratar de salirse de esos espacios. Sobre todo de la agenda mediática. Tampoco hacemos un revisionismo muy exhaustivo de obra del artista. Hablamos de cosas cotidianas, que creo que es la mejor forma de conocer a un artista”. Y con humor, asume: “Sí, me siento conductor y lo amo. ¡Soy una conductora de la televisión argentina!”

Militando desde APROMUVI (Agrupación de Productorxs de Música en Vivo de La Plata, Berisso y Ensenada) y ASAP (Asociación Argentina de Productores), también es consultado por el panorama de la gestión cultural en tiempos de pandemia: “Como productor te puedo decir que no existe la reinvención de nuestra labor. Nuestro trabajo es de campo. Y no le pudimos nunca encontrar la vuelta a la parte económica. La única es que nos acompañe el estado y eso está complejo. Ahora es buscar la forma de ser creativos. Pero no reinventar. No hay forma de reinventar un show en vivo. Es buscar otras formas. No sé, yo pude vender mis talleres a otras provincias”.