Tras el fallido encuentro de discusión paritaria iniciada el pasado lunes, los trabajadores del sector municipal de La Plata volvieron a rechazar la propuesta salarial de Julio Garro, luego de reunirse una vez más durante la jornada de ayer. Los sindicatos que asistieron al encuentro se retiraron en disconformidad con un nuevo arreglo por parte de la Comuna, que llevaría el aumento a 26,8 % escalonado al mes de noviembre, todavía lejano al 50 % planteado por los gremios.

«Hubo avances en el resto de los pedidos, pero se volvió a rechazar la propuesta salarial. Siguen abiertas las negociaciones con una nueva reunión a realizarse el lunes 21», fueron las primeras definiciones proferidas desde el Sindicato de Trabajadores Municipales de La Plata (STMLP), tras retirarse del encuentro realizado ayer por la tarde.

Según informaron, la Comuna estableció un aumento del 15,8 % a pagar a fines de septiembre; 3 % a pagar a fines de octubre, correspondiente a la inflación de agosto, y 8 % a pagar a fines de noviembre. En ese aspecto, STMLP y UPCN volvieron a descartar la oferta y retomarán la discusión la próxima semana. Cabe señalar que esta es la primera apertura de negociaciones paritarias que lleva adelante la Municipalidad de La Plata con sus empleados.

«Atrás de estos reclamos también están los reclamos por pases a planta, que por Ley de empleo municipal incluye que ningún distrito puede tener más del 20 % de trabajadores contratados después de cinco años. En La Plata hay un fuerte déficit de eso. De los 6.000 trabajadores municipales que hay, quedan 4.000 contratados, de los cuales cerca de 2.500 deberían estar en planta permanente», dijo a Contexto Luis Gallizzi, referente de ATE dentro del sector de trabajadores municipales.

A esto se suma la situación de trabajadores despedidos durante el contexto de cuarentena, problemática que los gremios continúan presentando al Ejecutivo. En este punto se destaca la situación de trabajadores de la Línea 147 de atención municipal, hecho que generó fuertes conflictos a lo largo de este año.

Desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (SOEMLP), Gustavo Hernández dejó fuertes palabras contra la gestión de Julio Garro debido al modo de encarar la discusión. «El Municipio, como siempre, atropella a los gremios por disidencias. Nosotros nos ajustamos a derecho y solicitamos nuestra representación, porque nos corresponde, está dentro de la ley. No acatan la decisión del Ministerio de Trabajo», sostuvo el gremialista.

A los reclamos salariales vigentes, SOEMLP también suma el pedido de un bono de 5.000 pesos para paliar el impacto de la pandemia. A su vez, reclama la reincorporación de los despedidos y también retomar la discusión de pases a planta permanente de los contratados.