El mandatario bonaerense, Axel Kicillof, firmó este martes convenios con 35 intendentes para poner en marcha un plan de obras claves en sus distritos. «No salimos de la pandemia, pero estamos trabajando en la transición a la pospandemia», señaló.

En compañía del ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, y con los intendentes mediante videoconferencia, el gobernador presentó las obras del nuevo Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), el cual había sido lanzado en mayo pero fue atrasado por la pandemia.

«Las obras fueron elevadas por los gobiernos municipales; son todas muy importantes. El FIM está aprobado desde comienzo de año, pero este es uno de los más accidentados de la historia», manifestó el gobernador.

Los 725 millones de pesos llegarán a Benito Juárez, Bragado, Cañuelas, Chacabuco, Coronel Pringles, Florencio Varela, General Lavalle, General Pueyrredon, La Matanza, Lanús, Las Flores, Lincoln, Rauch, Rivadavia, Roque Pérez, San Isidro, Trenque Lauquen, Tres Lomas, Gonzáles Cháves, Avellaneda, Berisso, Carlos Casares, Colón, Pilar, Esteban Echeverría, San Martín, Ituzaingó, Laprida, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Mar Chiquita, Mercedes, Navarro, Quilmes y San Miguel.

Kicillof destacó que en el marco de la pandemia hubo que avanzar con restricciones que tuvieron fuerte impacto. «En el medio seguimos trabajando, pagamos sueldos de los 135 municipios pese a la caída de la recaudación. Hubo políticas que tuvieron que ver con la alimentación, con el sistema sanitario, repartimos cuadernillos escolares. Entendimos que la clave para esta pandemia es la responsabilidad individual, un Estado presente y el trabajo unidos», señaló.

«Tengo que destacar el papel de muchísimos opositores. No queríamos terminar el año sin la firma de estas ejecuciones. Hay que cuidarnos y cuidar la economía», destacó el gobernador.

Kicillof resaltó que «son obras que van a contribuir a resolver problemas en todos los municipios de la provincia, oficialistas y opositores, para mejorar la vida de millones de bonaerenses. Van a contribuir también en la obra pública, que cubre una necesidad, satisface un derecho y, a la vez, va a aportar y contribuir a un derecho que es el trabajo».

«Son promesas que hemos hecho y estamos cumpliendo. Sé que cuento con los 135 intendentes para poner en marcha la provincia en esta transición hacia la pospandemia. Tengo una sola palabra para ustedes, que es gracias», añadió.

«Cualquier intendente, sea o no peronista, sabe cuál es el efecto directo e indirecto de la obra pública. Vamos a salir de la pandemia con un papel protagónico del Estado, pero también con la participación de los privados. Cuando el Estado toma la decisión estratégica de reactivar, también contribuye al privado. Ya estamos apuntalando a los sectores que nos van a permitir que la reconstrucción sea más rápida», señaló.

Por su parte, Simone explicó que la mayoría de las obras que se realizarán son de pavimentación, mejoras hospitalarias y obras hidráulicas. «Estamos muy conformes con lo que iniciamos», señaló el ministro.

«Estamos reactivando y dando inicio a nuevas obras, y van a estar viendo muchos llamados a licitación, que es una buena noticia para todos. Les agradezco a todos el apoyo y la colaboración», sostuvo.