La reunión paritaria de este lunes entre el gobierno de Julio Garro y los gremios municipales comenzó lejos de un posible acuerdo. La Comuna ofreció un aumento salarial del 15,8 %, frente al 30 % de piso que piden los gremios más un 20 % para recuperar lo perdido en 2019. La propuesta fue rechazada por UPCN y el Sindicato Trabajadores Municipales La Plata (STMLP), mientras que ATE y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata (FeSiMuBo) no participaron por marcadas diferencias con la gestión.

Las partes se volverán a reunir el miércoles al mediodía para avanzar en las negociaciones. Allí, los gremios que no estuvieron ayer reclaman participar y, para eso, que el gobierno eleve los incrementos.

El titular de SOEMLP, Gustavo Hernández, cargó contra la gestión por su accionar de cortar el diálogo y no disponerse a escuchar las demandas. «El Municipio, como siempre, atropella a los gremios por disidencias. Nosotros nos ajustamos a derecho y solicitamos nuestra representación, porque nos corresponde, está dentro de la ley. No acatan la decisión del Ministerio de Trabajo», sostuvo el gremialista.

SOEMLP también pide un bono de 5.000 pesos para paliar el impacto de la pandemia. A su vez, reclama la reincorporación de los despedidos y el pases a planta permanente de los contratados.

Según indicó en un comunicado el STMLP, la comuna «ofreció un 15,8 % de incremento salarial más la inflación del mes en curso, pases a planta y la conformación de la Mesa del sector de Seguridad y revisión de la situación de los compañeros despedidos».

Por el lado de ATE, pidieron salarios dignos y «la declaración de la Emergencia Laboral debido a la gran pérdida del poder adquisitivo del salario de lo/as trabajadores municipales y la difícil situación que estamos atravesando en el Marco de la Emergencia Sanitaria». Además, denunciaron que el salario básico municipal es de 13.000 pesos, lejos de los 44.000 pesos para alcanzar la canasta básica.