Alberto Fernández volvió a pisar el conurbano bonaerense de la mano del gobernador Axel Kicillof, en esta ocasión para presentar el lanzamiento del programa Precios Cuidados, dirigido al sector de la construcción. Ambos mandatarios participaron de la actividad en las instalaciones de la planta de la firma local Hidromet, en la ciudad de San Fernando, para anunciar la medida que buscará incentivar la producción en pleno contexto de aislamiento.

Acompañado por el titular de la Hidromet, Luis Schamun, y el intendente local Juan Andreotti, el jefe de Estado dejó varias definiciones sobre el horizonte de reactivación económica que busca en este momento el gobierno, tras varios meses de fuertes embates a causa de la pandemia. Fernández remarcó la necesidad de volver al consumo interno en el país y cargó con fuerza contra «los especuladores» que deterioraron al sector de la pequeña y mediana empresa durante los últimos cuatro años.

«En una sociedad se supone que todos ganamos lo que nos merecemos, y cuando en una sociedad alguien gana mucho y otros pierden mucho, eso se parece más a una estafa. Y nosotros no queremos multiplicar la estafa que hemos vivido en los últimos cuatro años. Hemos venido a hacer otro país», dijo Fernández, y agregó: «Una Argentina que sumerge en el 40 % de pobreza a los argentinos, que quita trabajo porque promueve la especulación, es una Argentina que le sirve a muy pocos, y nosotros queremos una Argentina que nos incluya a todos».

La iniciativa de establecer Precios Cuidados para el ámbito de la construcción fue pensada desde la Secretaría de Comercio, a cargo de Paula Español, con el objetivo de facilitar la adquisición de insumos para las empresas del rubro. Esto incluye unos 89 productos de primeras marcas rebajados en un 5 %, que estarán disponibles en unos quinientos puntos, distribuidos en cadenas como Easy, Sodimac, Blaisten o en distintas pinturerías. Los principales proveedores que participan son Ferrum, Roca, FV, Peirano, Saint Gobain, Durlock, Acindar, Loma Negra, Siderar, Osram, Philips, Cerámica San Lorenzo y Cañuelas, entre otras.

«Tenemos un gran dilema entre quienes creemos que la Argentina debe asociar e integrar a todos entre quienes producen y trabajan, y los que creen que la Argentina es un país para pocos. Para esos es mejor tener el dinero afuera en paraísos fiscales, para potenciar las fortunas que heredaron o construyeron evadiendo impuestos. Y después están los empresarios que sacan la plata de su bolsillo y se arriesgan a invertir en el país», dijo Fernández.

Cabe destacar que esta nueva iniciativa está apuntada a fortalecer la actividad del sector pyme y evitar la usura por parte de los sectores concentrados del rubro, en un marco de plena demanda debido a la parálisis generada durante los últimos meses. En ese aspecto, el gobernador Axel Kicillof expresó: «Un empresario pyme es en parte un empresario y en parte un trabajador. Cuando las políticas estatales pegan al tejido social lo sufre como sus trabajadores. Hoy se anuncia un plan importantísimo para la construcción. Sin un Estado que ayude, ningún país puede crecer y desarrollarse. El Estado tiene que generar las dos premisas de salida de la pandemia: producción y trabajo nacional».

De la actividad participó también el ministro de Desarrollo Productivo de la nación, Matías Kulfas, y la titular de ABSA, Malena Galmarini, entro otros. El anuncio se realizó días después de la actividad que el mandatario mantuvo en la zona de Campana, también en la zona norte del GBA, donde presentó el lanzamiento de una nueva línea de motocicletas producidas de manera íntegra en el país mediante un acuerdo con la firma internacional Royal Enfield.