El Comité Popular de Crisis de Villa Elvira denunció que en la última entrega de alimentos en esa localidad se registró «una disminución de más de la mitad de lo entregado la última vez», lo que significa seis bolsones por olla.

«El Viernes 11 de septiembre, representantes del Gobierno Municipal que conduce Julio Garro confirman la llegada de mil bolsones de alimentos secos luego de casi dos meses sin entrega y con una cantidad que representa una disminución de más de la mitad de lo entregado la última vez a mediados del mes de julio 2020», manifestaron en el comunicado.

Esta disminución se da en un contexto donde proliferan los pedidos por parte de comedores y los comités para que se incremente la cantidad y calidad de alimentos, un pedido que fue elevado mediante el Comité Central de Crisis al Ejecutivo en reiteradas oportunidades.

Según detallaron desde el Comité en diálogo con Contexto, la disminución representa una quita de 1.500 bolsones para la localidad de Villa Elvira. Ezequiel Coronel, parte de la Agrupación Evita, que integra el Comité de Villa Elvira, explicó que la primer entrega realizada por el Ejecutivo de Garro para toda Villa Elvira fue de «2.500 bolsones, compuesto por once artículos secos que se distribuyó en ese momento -julio 2020- a las 120 ollas con las que contábamos, que recibieron veinte unidades de cada artículo seco».

Con la agudización de la crisis en el marco de la pandemia, no solo creció la demanda en los comedores que ya venían formando parte del comité, sino que se sumaron más ollas al mismo, que hoy cuenta con alrededor de 135 espacios que asisten a miles de vecinos y vecinas con alimentos diariamente.

«Sin embargo, pasados dos meses, el Municipio de Julio Garro no tuvo mejor idea que entregarnos mil bolsones, reduciendo prácticamente al 65 % lo que nos habían dado», explicó Coronel. «A un rendimiento de veinte, esta vez entregamos siete artículos por olla», detalló.

El tema de los alimentos frescos también es un reclamo que vienen llevando adelante los comedores de la ciudad. Según detalló el referente de la Agrupación Evita, para los 135 comedores, semanalmente reciben «quince bolsas de cebolla, quince de papas, quince de zanahoria y 105 pollos semanales. No alcanzando a un pollo por olla». En este marco, cada comedor recibe semanalmente dos kilos de papa, dos de zanahoria, dos de cebolla y dos zapallos ancos.

Ante la situación, desde el Comité de Villa Elvira aceptaron los alimentos «a condición de recibir un refuerzo la semana entrante de ochocientos bolsones para poder dar una respuesta digna a la creciente demanda de alimentos por parte de la comunidad de la localidad».

Una «movida marketinera»

A la par de esta denuncia, desde el Ejecutivo de Julio Garro salieron a anunciar un aumento del 15 % en la tarjeta Visa Social Alimentaria impulsada por la Comuna, totalizando un aumento anual del 40 %, el cual alcanza a solo 120 comedores, que, si bien analizan como positiva la medida, detallan que resulta insuficiente. Vale recordar que hace tan solo unas semanas fueron trescientas las ollas populares que se manifestaron en Plaza Moreno exigiendo mayor cantidad y calidad de alimentos.

Cristian Medina, de Barrios de Pie, evaluó en diálogo con Contexto que este aumento anual del 40 % presentado por la Comuna se da «después de tenerlas congeladas más de año y medio con la peor inflación en treinta años, que fue la de 2019, fruto de las políticas de ajuste de Cambiemos». «Una nueva movida marketinera de una gestión que hizo del abandono de los barrios populares su política de Estado desde que asumió», agregó Medina.