Por primera vez, Alberto Fernández se refirió al reclamo de la Policía bonaerense, la cual ahora se apostó en las puertas de Olivos. «Los conflictos no se resuelven escondidos en patrullero y tocando sirena. Se resuelve frontalmente», dijo en un acto en Quilmes, donde se anunció un plan de inversiones en el rubro de la cervecería.

A pesar del anuncio del gobierno provincial de avanzar con un aumento para el sector en los próximos días, el reclamo por mejoras salariales de la Bonaerense persiste en diferentes puntos de la provincia, llegando incluso a las puertas de Olivos, con patrulleros rodeando la quinta presidencial en el tercer día de protesta.

En este contexto, el presidente no dejó de manifestar su enojo en un acto en el que también participó el gobernador bonaerense. «El gobierno nacional no se va a hacer el distraído, va a afrontar el problema como lo hacemos siempre junto al gobernador Axel Kicillof. Somos dos amigos en la misma causa y estamos comprometidos con lo mismo», sostuvo.

«Las pandemias dejan al descubierto las miserias de algunas almas. No es ético aprovechar la pandemia para profundizar la crisis y reclamar cosas que en este momento no se pueden hacer. Los conflictos no se resuelven escondidos en patrullero y tocando sirena», manifestó Fernández.

Al comienzo de su discurso, el presidente destacó que su principal objetivo es «producir y dar trabajo», y apostar a la profundización del federalismo en el país. «Se deben distribuir mejor los ingresos para que todos los lugares se desarrollen de mejor modo», manifestó.

En este contexto, se metió de lleno en la provincia de Buenos Aires. «Nosotros reivindicamos mucho las necesidades que tiene, porque desde el día que cedió puntos de coparticipación vio cómo subía el número de habitantes», destacó.

El presidente se refirió a «las voces apocalípticas» de la oposición que plantean que la Argentina no va «a ningún lado». «Dense cuenta de todo lo que hicimos… Acá se siguió trabajando en la pandemia, se siguió produciendo, se cuidó a la gente, se siguió creciendo, se sigue invirtiendo e innovando», reclamó.

«Esta es la Argentina que existe, que no nos confundan», apuntó. «Estamos levantándonos de un tiempo difícil y cargando una mochila que pesa mucho, que fue la que recibimos en diciembre. Lo hicimos muchas veces, pero lo vamos a hacer una vez más, vamos a poner a la Argentina de pie, con producción y con trabajo», concluyó.

Este jueves estaría el decreto

Si bien el anuncio provincial de un aumento para la fuerza ya se realizó, los agentes mantienen su reclamo, pidiendo, por un lado, un encuentro con el ministro Sergio Berni, y, por otro, que el anuncio se formalice con un decreto.

«Queremos ver el petitorio que firmó el gobernador. Queremos seguridad para poder dar seguridad a todo el pueblo», exigieron desde Olivos los manifestantes. «No nos vamos hasta que no tengamos una respuesta positiva», advirtieron.

Por estas horas, el Gabinete económico afina números y evalúa las cifras del aumento que le ofrecerá a la fuerza policial bonaerense.

En ese sentido, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, destacó
que Kicillof «afinará los detalles finales de la suba salarial y mañana a la mañana estará el decreto y hará el anuncio público». Asimismo, resaltó que «el presidente y el gobernador anunciaron una inversión muy grande de 10.000 millones de pesos», y, «misteriosamente, el lunes estuvo este problema; nos sorprendió porque veníamos para esta semana con el anuncio del Plan Integral de Seguridad y ayer trabajamos todo el día para unificar el reclamo».

Para García, la protesta de la policía «escaló por la decisión de algunos sectores de la oposición, que en cada situación ven una oportunidad desestabilizante».