Por Colectivo de Teología de la Liberación «Pichi Meisegeier»

Ganaremos nosotros, los más sencillos. Ganaremos, aunque tú no lo creas. Ganaremos.
Pablo Neruda

Desde los comienzos de la pandemia, y de forma más acelerada en estas últimas semanas, notamos un clima enrarecido que busca socavar y deslegitimar al gobierno popular elegido por amplia mayoría hace menos de un año.

Distintos hechos nos ponen en alerta: la violencia institucional, el asesinato de jóvenes en todas las provincias por parte de las fuerzas de seguridad; el escándalo promovido por lxs diputadxs de Juntos por el Cambio la semana pasada, buscando que el Congreso no funcione; el tuit del jefe del Ejército reivindicando el genocida Operativo Independencia, preludio del terrorismo de Estado en nuestra patria; el constante ir y venir de los medios y de la oposición buscando que se sature el sistema de salud para atacar al gobierno; un significativo accionar enfocado en la provincia de Buenos Aires, que se manifiesta en el «sorpresivo» interés de los grandes medios hegemónicos por aquellxs que toman tierras buscando un lugar para vivir; un grupo de violentxs en un country de Pilar que impiden que se cumpla lo que manda la Justicia; Elisa Carrió alentando los saqueos por televisión; la manifestación de miembros retirados y separados de la Policía bonaerense, mientras integrantes de la oposición fogoneaban el autoacuartelamiento de la fuerza.

Estos y otros hechos nos inducen a pensar en una búsqueda de desestabilización del gobierno presidido por Alberto Fernández, quien no solo ha gestionado exitosamente la pandemia, sino que también va dando pasos en cuanto a lo económico y en el acompañamiento de lxs que menos tienen.

Por eso, queremos levantar nuestra voz para que, como campo nacional y popular, defendamos el sistema democrático y el Estado de derecho que la oposición declama pero busca destruir. Más allá de diferencias en el Frente de Todes, es momento de unidad y de que nuestrxs dirigentxs salgan a manifestar claramente su apoyo incondicional al gobierno nacional encabezado por Alberto, y al de la provincia de Buenos Aires, encabezado por Axel Kicillof.

No dejemos que lxs que buscan un país para pocxs, lxs odiadorxs seriales, los defensores de la propiedad privada por encima del bien común, lxs egoístas y lxs violentxs sean lxs que impongan un sentido común individualista, peligroso y violento a nuestra sociedad.

Por eso, como colectivo que intenta caminar y pensar la realidad con y desde lxs más pobres, decimos con fuerza: ¡BASTA DE DESESTABILIZACIÓN!

¡ES CON ALBERTO Y CON AXEL! ¡ES CON TODXS! ¡ES DESDE LXS ÚLTIMXS!