El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció este viernes que el gobierno reestructuró la deuda en moneda extranjera bajo ley argentina en un 98,8 %, por un monto de 41.715 millones de dólares. En una conferencia de prensa en el microcine del Ministerio de Hacienda, también adelantó que el quince de septiembre ingresará al Congreso el proyecto de Presupuesto 2021, con eje en la recuperación económica, la reactivación del mercado interno y la generación de empleo.

El ministro explicó por qué era clave restaurar la sostenibilidad de la deuda que dejó el macrismo. «Argentina había transitado un proceso de endeudamiento entre 2015 y 2019 que había llegado a una carga de deuda a la que no había forma de hacer frente. Implicaba más recesión y pobreza, menos empleo y peores perspectivas de desarrollo», afirmó. Y añadió que el objetivo fue «tener una carga de deuda que no hipotecase el futuro de Argentina».

De este modo, el total de la deuda pública en moneda extranjera «quedó restaurada», destacó el ministro, cuatro días después del anuncio del éxito de la reestructuración de la deuda en manos privadas bajo legislación extranjera. «Se ha despejado muy fuertemente la carga de deuda en moneda extranjera bajo ley argentina, lo que, sumado al canje de la deuda bajo ley de Nueva York, muestra una confirmación de los resultados anunciados el lunes», sostuvo.

A su vez, interpretó el anuncio como «un punto de partida fundamental para el proceso de tranquilizar a la economía argentina». Dijo también que en el canje de deuda local lograron pesificarse 687 millones de dólares y que se pagó la comisión más baja en la historia de canjes en la Argentina: 0,028 %.

Guzmán subrayó el «trato equitativo» que le dio el gobierno a los bonistas con deuda bajo ley local, con respecto a aquellos con deuda bajo legislación extranjera. «Tratamos de una forma similar la deuda emitida bajo ley extranjera y bajo ley argentina, cuidando de ese modo nuestra propia ley y sentando condiciones para que haya en Argentina un desarrollo de mercado de ahorro y financiamiento de capitales bajo nuestra propia ley. Es algo que necesitamos para los objetivos del desarrollo», remarcó el ministro.

En otro tramo, confirmó que continuará el cupo de compra de doscientos dólares mensuales. Dijo también que la economía atraviesa un momento de «transición» y que un eje de la política cambiaria será achicar la brecha.

Por último, afirmó que el 15 de septiembre el gobierno enviará al Congreso el proyecto de Presupuesto 2021, que marcará la hoja de ruta de la política económica para la etapa pospandemia. Guzmán dijo que el proyecto apunta a «la recuperación económica y la reactivación del mercado interno». «Se pondrá a trabajar la capacidad instalada que no se está usando. Hay que poner a trabajar los recursos del país, el capital de las empresas, a los trabajadores», completó.