Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo de la nación, anunció un paquete de medidas para la reactivación de las industrias luego de la pandemia, al acompañar al presidente Alberto Fernández durante un acto en la planta de Sinteplast, en la localidad de Ezeiza.

«Tenemos el desafío de reactivar la actividad económica con un eje en la industria. La centralidad de la industria es fundamental para el desarrollo económico y social, con equidad, con empleo y con mayor federalismo», sostuvo el titular de la cartera productiva, y manifestó que «hay indicadores claros de que la economía está mucho mejor». 

Kulfas fue el encargado de anunciar el paquete de medidas para el sector industrial con el que el gobierno busca impulsar uno de los sectores afectados por la pandemia, con especial foco en las pequeñas y medianas empresas. 

Según detalló el funcionario, la Administración nacional destinará unos 450.000 millones de pesos al financiamiento de pymes, empresas proveedoras, y la creación de una Banca de Desarrollo que genere un mayor impacto de las medidas anunciadas.

Entre las medidas se destacan las líneas de crédito para la Reactivación Productiva Pyme, que otorgará créditos destinados a capital de trabajo y refinanciación de pasivos a tasas subsidiadas (entre 10 % y 24 %), y la línea de Financiamiento para el Cambio Estructural, que respaldará proyectos productivos de alto impacto en exportaciones, ahorro de divisas y/o innovación productiva; con una tasa de interés de fomento y plazo a diez años.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo detallaron que el programa crediticio para apalancar la reactivación de las pymes busca alcanzar a unas 86.700 firmas.

Además, Kulfas destacó la creación de la Banca de Desarrollo, que funcionará bajo la órbita de la cartera que conduce, y será la encargada de coordinar la oferta de financiamiento «para potenciar la capacidad de préstamo y optimizar créditos para la inversión privada a nivel federal».

Por otro lado, el Estado pondrá a disposición del sector otros 1.400 millones de pesos para firmas que busquen ser proveedoras de sectores estratégicos, como petróleo, gas, minería e industrias ferroviarias, automotrices y navales.

En ese marco, las pymes recibirán Aportes no Reembolsables (ANR) del Ministerio de Desarrollo Productivo por hasta un 70 % del proyecto, o bonificación de hasta diez puntos de tasa a empresas que inviertan en bienes de capital, certificaciones y desarrollos de productos. 

También habrá una línea de apoyo por 2.500 millones de pesos e incentivos fiscales para empresas que adopten tecnologías 4.0 para sus emprendimientos. 

Finalmente, en el marco del Programa Nacional de Parques Industriales, las pequeñas y medianas empresas contarán con más de 3.000 millones de pesos de aportes y financiamiento en los próximos doce meses, lo que en una primera etapa alcanzará a 48 parques industriales del país y busca llegar en el período 2020-2023 a 300.