El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó este jueves junto con la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, el programa provincial para la erradicación del trabajo infantil. Indicaron que la medida apunta a generar acciones para apoyar la ejecución de proyectos locales que promuevan el acceso al cuidado y la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

«Tenemos un compromiso con la prevención y la erradicación del trabajo infantil, como así también con la regulación del trabajo adolescente», sostuvo Kicillof vía teleconferencia ante integrantes de distintas organizaciones sociales y miembros de la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (Copreti).

El programa provincial «Cuidado. Sin Trabajo Infantil» busca implementar jornadas de promoción y acceso a derechos (documentación, trámites migratorios, acceso a la salud) y la ejecución de talleres con familias y líderes de organizaciones.

«La problemática del trabajo infantil es parte de nuestra agenda, porque los más privilegiados son los niños y niñas, y por eso el gobierno provincial se encuentra a disposición para avanzar en esta tarea», amplió Kicillof.

La ministra Ruiz Malec, en tanto, brindó precisiones sobre la situación del trabajo infantil. Dijo que uno de cada diez niños y niñas en Argentina trabajan, y hay áreas críticas en algunos sectores con cifras más elevadas. Las modalidades de trabajo infantil en la provincia se registran, sobre todo, en los sectores hortícola, ladrillero, recolección de residuos, talleres, trabajo en la calle y doméstico intensivo, según un informe del Ministerio de Trabajo.

Ruiz Malec afirmó que, si bien en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) «esos números son similares, en algunas zonas son ocho de cada diez los niños que trabajan». Asimismo, precisó que el 57 % de los menores de dieciocho años en la provincia están bajo la línea de la pobreza y el 18 % bajo la línea de la indigencia. «Son datos graves que demuestran que vamos a necesitar renovar esfuerzos para generar un mapa y enfocar actividades donde más necesarias son», remarcó.

«La erradicación del trabajo infantil es una prioridad que solo podemos llevar adelante con el acuerdo con todos los actores, empresariales, sindicales, organizaciones sociales, asociaciones civiles, y en diálogo permanente con todos los ministerios y jurisdicciones», añadió la ministra.

Por último, Juan Brasesco, secretario ejecutivo de la Copreti, destacó la importancia del trabajo en los barrios para llegar a los niños y niñas. «Tenemos un diagnóstico, y desde allí diseñamos un plan operativo, pero tenemos que trabajar en el territorio, por eso es importante el rol de los gobiernos locales, de los sindicatos y de las organizaciones donde se nuclean las familias», explicó.

En el encuentro estuvieron presentes vía teleconferencia el ministro de Salud, Daniel Gollan; la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila; el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez; la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz; la ministra de Comunicación Pública, Jesica Rey; el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone; la titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; y la presidenta de la Comisión Nacional de Erradicación del Trabajo Infantil, Cecilia Garau.