Mediante una rueda de prensa frente a la Municipalidad de La Plata, movimientos sociales y cooperativistas reclamaron al intendente Julio Garro que atienda la delicada situación que atraviesan los barrios populares y pidieron que avance en un plan para reactivar el empleo en la ciudad.

Tras reclamar mediante los Comités Populares de Crisis y llevar el reclamo al Comité Central de Crisis, los movimientos sociales decidieron esta vez apersonarse en las puertas del Municipio para pedir al Ejecutivo local que atienda la cuestión social impulsando una serie de medidas: mayor calidad de la asistencia alimentaria a los comedores populares, obras en los barrios que generen trabajo y un aumento de emergencia para cooperativistas.

El primero de estos ejes viene siendo un reclamo de larga data por parte de las organizaciones que están al frente de los comedores de la ciudad. Vale recordar que tras el reclamo se logró el compromiso del Municipio para que los alimentos sean distribuidos a través de los Comités de Crisis conformados en las diferentes localidades platenses. A pesar de ello, desde los comedores vienen señalando que lo entregado por la Comuna resulta insuficiente ante el incremento de la demanda, un reclamo que se realizó con pedidos formales y mediante el Comité Central de Crisis, que después de dos «plantazos» de Garro se reunió hace dos semanas. Allí llegó un nuevo compromiso municipal de atender la situación, pero las organizaciones destacan que «el gobierno local continúa dando la espalda».

En ese sentido, explicaron que «desde el gobierno municipal se desentienden de la situación de amplios sectores de la población», una «ausencia que se da en el momento de mayor crecimiento de los contagios y cuando en los barrios la crisis golpea más fuerte». Según detallaron, hoy los comedores populares «se ven desbordados por la demanda de alimentos, no dan abasto con la escasa o nula asistencia del municipio».

«El intendente plantea que tiene que haber responsabilidad ciudadana y nosotros decimos que tiene que haber una responsabilidad política sobre la pandemia y él se tiene que hacer cargo de eso», explicó Ángel Ibáñez, del Movimiento Surge, a Contexto, y detalló que «los reclamos siguen siendo mejores condiciones alimentaria para los comedores, tanto en seco como en fresco», con mayor cantidad y calidad.

Más allá de este reclamo que ya tiene larga data, desde los movimientos populares ponen el foco en el trabajo. Por un lado, con mejores condiciones y salarios para el sector cooperativistas –los cuales tienen un sueldo promedio de 8.000 pesos– y, por el otro, la necesidad de generar nuevos puestos de empleo mediante la obra pública que dé respuesta a la situación que atraviesa la infraestructura barrial: «Calles intransitables; basurales en todas las esquinas; cortes de agua y electricidad constantes y salitas sanitarias que se caen a pedazos», describieron las organizaciones.

En este marco, Ibáñez explicó que la intención es poner en marcha «un plan de mini obra pública para generar inclusión en un marco de empleo a los compañeros cooperativistas y mejoras de las condiciones en la infraestructura de la ciudad, que es un desastre».

Sin respuestas al reclamo de este martes en las puertas de la Comuna, el viernes volverán a manifestarse realizando cortes. Según explicaron, cortarán calle 12 e/ 50 y 54, lo que será parte de un plan escalonado de lucha que incluirá otras manifestaciones en caso de que el Municipio no atienda los reclamos.