La quinta ronda del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que se pondrá en marcha en septiembre llegará con cambios y más beneficios para promover el empleo en el marco de la pandemia, según confirmaron desde el gabinete económico de Alberto Fernández este miércoles. 

En diálogo con la prensa a la salida de la reunión, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, señaló que en la nueva edición que contempla una asistencia para el pago de salarios en septiembre, el gobierno ampliará los sectores alcanzados por la medida y otorgará beneficios a las empresas que mantengan o aumenten la cantidad de trabajadores. 

«En el ATP 4 sumamos el préstamo para las empresas que mostraran hasta 30% positivo de facturación, y está dando buenos resultados. Lo que queríamos en el ATP 5 es dar una señal a las empresas que, al ver recuperación en su actividad, pueden ayudarnos a proteger el empleo que ya tienen o incrementar su plantilla», dijo la funcionaria en diálogo con Télam. Sin embargo, señaló que «obviamente no estamos esperando un boom del empleo. Estamos viendo esta película, no otra. Pero puede haber empresas donde se requiera tomar a más personas y queremos ayudarlas». 

Hasta la cuarta ronda, la medida alcanzaba a empresas que tuvieron facturación negativa durante la pandemia, pero también a aquellas que hubieran crecido frente a igual mes de 2019 hasta un 30%. En esos casos podían acceder a un préstamo que, a partir de septiembre, encontrará como techo un límite de facturación de hasta 40%. 

«La idea es otorgar los préstamos a las empresas que están empezando a recuperar su facturación y luego, cuando la misma tenga que pagar las cuotas, podamos analizar la trayectoria que la empresa tuvo en materia de empleo: si lo sostuvo o lo incrementó, una parte del préstamo se transforma en subsidio o, dicho de otro modo, se reduce la cuota», indicó Todesca. 

La reunión en la Casa Rosada fue encabezada por el titular de la Jefatura de Gabinete, Santiago Cafiero, y estuvieron presentes el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce; y el secretario de Política Económica del Ministerio de Economía, Haroldo Montagú. 

Los créditos que otorgue el Estado a empresas que hayan tenido una facturación igual o mayor al año pasado tendrán una tasa de interés anual del 15% y solo pueden ser utilizados para pagar salarios.