Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, que instruyen la megacausa por el espionaje ilegal llevado adelante durante el gobierno de Mauricio Macri, pidieron la indagatoria de todos los imputados a los que acusan de formar parte de «una organización criminal construida desde el propio aparato del Estado Central, en especial desde el Poder Ejecutivo Nacional y una de sus dependencias directas, la Agencia Federal de Inteligencia». 

En el escrito que se conoció este martes, los fiscales pidieron por primera vez la indagatoria de Darío Nieto, uno de los principales señalados como interlocutor entre la Casa Rosada y los espías. Además, el pedido alcanza a los ex titulares de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani; los ex directores del organismo Diego Dalmau Pereira y Darío Ruíz; la ex empleada de la Dirección de Documentación Presidencial, Susana Martinengo, y los espías involucrados en las tareas. 

Tanto Arribas como Majdalani ya habían sido citados por la Justicia de Lomas por el caso del espionaje en el Instituto Patria, la organización que encabeza Cristina Fernández de Kirchner. 

Cabe destacar que la causa que instruye el juez Augé reunió testimonios de decenas de personalidades de la política (incluidos aliados políticos del propio Macri), del periodismo, la Iglesia, empresarios y hasta familiares del expresidente. 

«Con distintos roles, quienes componían la organización se valieron de su calidad de funcionarios públicos y utilizaron la infraestructura del Estado Nacional para llevar a cabo actividades de inteligencia y/o espionaje en infracción a la ley 25.520, en distintos periodos y abarcando diversas jurisdicciones territoriales», señalaron los fiscales en la solicitud de indagatorias. 

Además, destacaron que la principal responsabilidad en las tareas era de Majdalani y Arribas, pero que, a su vez, «tenían una línea de vinculación con otros funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, específicamente funcionarios dependientes de Presidencia de la Nación», con quienes compartían la información recabada.

En esa línea, destacan el rol de Martinengo y sus vínculos personales con los espías Leandro Araque y Jorge «Turco» Sáez, y sostienen que una vez que recibía información de los agentes la remitía a su superior, Darío Nieto, el secretario privado del exmandatario.

En el dictamen, los fiscales también destacaron que se detectaron en las pericias del teléfono del ex secretario privado de Macri notas borradas cuando la causa ya había salido a la luz. «Mauricio, me llamó Cristian -seguramente porque la Turca lo llamó-. Hizo hincapié en que falta un relato, que estos tipos habían estado en la Metropolitana, nosotros los llevamos a la AFI y nadie se hace cargo», dice uno de los textos recuperados que corresponde al 19 de junio de este año. «Alguien tiene que tomar el tema Alan Ruiz (no sabe si es de la Turca, de Patricia o de quién) para que desmienta todo, la aparición de Martinengo (sobre esto le pasé algo de info). Pero que lo que falta es un relato y una historia coherente de todo», continúa.