Tras haber encontrado 4 millones de vacunas vencidas que se adquirieron durante la gestión de Mauricio Macri y no se aplicaron, el ministro de Salud de la nación, Ginés González García, cuestionó la «negligencia» del anterior gobierno. «Las vacunas que identificamos en diciembre y estamos destruyendo representan la negligencia sanitaria que los argentinos y argentinas tuvimos que soportar los últimos cuatro años», afirmó.

«Hablamos de millones de personas que por desidia quedaron sin acceso a un derecho fundamental como son las vacunas, poniendo en riesgo la salud individual y colectiva», agregó desde su Twitter. «Tenemos el compromiso de reconstruir la salud pública y garantizar los insumos necesarios para cuidar a todos los argentinos y argentinas. La única forma de lograrlo es trabajando en unidad, asegurando un estado presente y evitando que estas situaciones se vuelvan a repetir», completó.

Las vacunas halladas por el Ministerio de Salud, que se debían distribuir a las provincias, se encontraban en un depósito en Constitución. Según explicó González García desde el depósito, las dosis se encontraron luego de que su ministerio recibiera facturas del frigorífico por los gastos de almacenarlas.

Dentro del inventario se identificó un embarque completo de 600.000 dosis de triple bacteriana acelular y más de 2.200.000 dosis de antigripal. En el caso de la primera, el ministro indicó que «sobre todo en 2018 tuvo una bajísima cobertura en la Argentina». Ante esto, Salud informó que junto con la SIGEN iniciaron las acciones y sumarios correspondientes.

El costo de las dosis se estima en 1.400 millones de pesos, mientras que el costo derivado del almacenamiento desde 2015 y la destrucción rondan los 19 millones de pesos.

«Los argentinos habíamos comprado las vacunas, las habíamos pagado, no se habían distribuido a la gente y no se las vacunó. No sé cómo llamarlo a esto, es una barbaridad», cuestionó González García. Si bien reconoció que «a veces queda un remanente» de compras, lo que nunca ocurre es «que no se distribuyan».

El ministro añadió que esa situación sucedió además en un año como 2018 en que «el porcentaje de vacunación de la triple fue muy bajo». «Es una aplicación que se le da a embarazadas y pibes de hasta once años, y previene unas cuantas enfermedades, como tos convulsa, difteria y tétanos», detalló.

Los exministros de la cartera de Salud durante el gobierno de Mauricio Macri -que luego fue degradada a secretaría- fueron Jorge Lemus y Adolfo Rubinstein, responsables de la no distribución. «Fue un gobierno al que no le importó la gente, porque gastó la plata del Estado para que después el bien no esté a disposición de la gente porque simplemente no se distribuyó». Por eso, recomendó pedirles explicaciones del caso «a las anteriores autoridades que están continuamente en televisión diciendo lo que hay que hacer y dándonos consejos».

En declaraciones televisivas, Rubinstein se desmarcó por el hallazgo de las vacunas. «Yo no estaba en la gestión. Dos millones de las cuatro que se vencieron eran vacunas antigripales», se desligó. Dijo también que están averiguando detalles y confirmó que en 2016 hubo una compra de vacunas «importante».

«Son millones de pesos y de dólares perdidos y tirados. Solo en triple hubo un gasto de 7,5 millones de pesos. Y ahora hay que seguir gastando, porque hay que pagar el tiempo que estuvieron», lamentó, por último, el ministro González García.