En una nueva apuesta a la reactivación productiva, laboral y económica, el presidente Alberto Fernández inauguró hoy obras para cinco provincias del interior del país. La Pampa, Chaco, Misiones, Córdoba y Salta celebraron este mediodía la puesta en marcha de obras que el jefe de Estado acompañó vía videoconferencia desde la residencia de Olivos, donde se hizo presente también el ministro de Economía Martín Guzmán.

Además de la presencia del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el acompañamiento de Guzmán se destacó al enmarcarse en el pleno avance de la reestructuración de deuda externa con acreedores internacionales. El acuerdo logrado con los bonistas significó un renovado impulso para las proyecciones nacionales en materia de políticas públicas, en un momento de suma delicadeza como el de la pandemia por covid-19.

«Conocer lo que el otro necesita y llevar soluciones, eso es federalismo y para eso estamos gobernando. Recibimos un país con muchos problemas, no lo digo para pasar facturas, lo digo para hacer memoria. Resolvimos un problema enorme con los acreedores, que fue lo que heredamos. Martín tuvo un rol central y hoy podemos decir: hemos disipado esas obligaciones para que, de aquí a diez años, dejemos de pagar 38.000 millones de dólares. Eso sirve para que ese dinero se destine a los argentinos que lo necesitan», sostuvo Alberto Fernández.

De manera remota, acompañaron la actividad en sus respectivas provincias los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Gustavo Sáenz (Salta). El conjunto de obras para estos territorios representa una inversión total de casi 20.000 millones de pesos, entre inicio de obras y reactivación de otras paralizadas.

«Fuimos capaces de recuperarnos. Esto le está pasando a la Argentina. Vinimos a poner de pie a la Argentina. No queremos que lo esté algún tiempo, sino que se ponga de pie para siempre. Que nuestro objetivo sea pensar cómo hacemos cada vez mejor este país, cómo incluimos cada vez a más argentinos y les damos derechos», dijo Fernández, y agregó: «Ha llegado el momento de dejar de lado las falsas disputas, falsas palabras, falsos discursos. Recordar cómo fuimos capaces de salir del pozo. Que enfrentamos al peor de los monstruos, que es la enfermedad. Y darnos cuenta de que fuimos capaces de enfrentarlo con inteligencia. Dejándonos asesorar por los que saben».

Desde las provincias, la inversión estuvo dirigida para proyectos como la reactivación de la Ruta Nacional 11, en Chaco, iniciada en 2013 y abandonada luego durante el macrismo. Asimismo, se anunció la puesta en marcha de obras en la Ruta Nacional 12, en Misiones, y las obras para la finalización de una planta de depuración cloacal en Córdoba, entre otros puntos.

«Esto es una promesa que hizo el presidente en el proceso electoral anterior. Crear una agenda federal, con igualdad de oportunidades. Hoy esa promesa es realidad. En La Pampa, nuestra estructura vial está empezando a tener valor para la economía y la vida urbana», manifestó el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto. Por su parte, su par cordobés, Juan Schiaretti, resaltó: «Debo agradecer y reconocer que el presidente Fernández decidió hacerse cargo de esta obra. Se trata de 4.500 millones de pesos. Para los cordobeses, además de un alivio, es una garantía de terminar la obra y vamos a poder ocuparnos de otras demandas como las redes cloacales. Las colectoras cloacales las vamos a tener para fines de este año».

Al tomar la palabra, el ministro Guzmán destacó el acuerdo logrado en torno a la deuda internacional y dejó definiciones de cara a los proyectos del gobierno para redireccionar las finanzas nacionales de cara a la pospandemia. «Estamos concretando avances sobre la dirección en que queremos ir, que es por una economía más tranquila y con más oportunidades. Queremos dar a la economía argentina cinco condiciones básicas: que genere trabajo, que sea inclusiva, que sea estable, de desarrollo federal y garantice soberanía», dijo Guzmán, y agregó: «Eso se va a ver en el proyecto de presupuesto 2021. Celebramos poder avanzar en esta dirección, sobre la base del respeto y con el compromiso de poner a Argentina de pie y mantenerla de pie por mucho tiempo más».

Cabe señalar que esta aparición pública de Alberto Fernández fue la primera desde el desarrollo de la mentada marcha anticuarentena, fogoneada por los sectores más acérrimos de la oposición macrista, y que tuvo lugar el último lunes en diferentes puntos del país. En ese marco, el jefe de Estado dejó un mensaje contundente: «Si hoy estamos inaugurando obras en cinco provincias, es porque enfrentamos la pandemia con inteligencia. Es porque hay un Estado decidido a seguir adelante y no nos van a doblegar los que gritan. Los que gritan no suelen tener razón. Nosotros sabemos lo que hacemos. Vamos a ir con la verdad», expresó.