La Cámara de Diputados sancionó la ley de restauración de la sostenibilidad de la deuda en dólares emitida bajo ley argentina. Obtuvo un amplio respaldo: 247 votos a favor, dos en contra y una abstención. Fue horas después del acuerdo del gobierno argentino con los acreedores con títulos bajo legislación extranjera, que tuvo un amplio respaldo político.

La iniciativa legislativa había recibido también un apoyo de casi todos los bloques en el Senado, incluido Juntos por el Cambio. La oferta de canje bajo ley local engloba a un conjunto de títulos cuyo monto alcanza los 41.717 millones de dólares, de los cuales el 35% está en manos de tenedores privados. Los bonos elegibles representan el 12,9% de la deuda total y el 12,5% del PBI.

Los legisladores oficialistas destacaron que estola ley de reestructuración de deuda bajo ley local, junto con el acuerdo del Ministerio de Economía con los bonistas bajo ley extranjera, le permitirá al gobierno despejar su horizonte financiero para continuar sus políticas de atención social y laboral en plena pandemia. Así incluso lo destacó en Twitter el ministro de Economía, Martín Guzmán, una vez finalizado el tratamiento. «Celebramos un nuevo respaldo del Congreso al proceso de reestructuración de la deuda pública y agradecemos su acompañamiento en cada paso que dimos para tranquilizar la economía», afirmó el funcionario.

Durante la sesión, que se prolongó hasta las 11 de la noche, la presidenta de la Comisión de Finanzas, Fernanda Vallejos, remarcó que esta norma «es la mejor oferta que nuestro país está en condiciones de hacer», y subrayó que «preserva el principio de sostenibilidad, que ha sido el precepto estructurante de toda la negociación que comenzó con la deuda externa bajo legislación extranjera». «Esta ley tiene que ser la introducción a un nuevo capítulo de nuestra historia, el del Nunca Más a los ciclos de fuga y endeudamiento», sostuvo la economista.

A cargo del cierre del oficialismo estuvo Itai Hagman, quien enfatizó que la reestructuración de la deuda bajo ley local debe ir de la mano con la recuperación de la producción. «Una deuda que sea sustentable debe ser compatible con la reactivación del aparato productivo y el mejoramiento de la vida del pueblo argentino», afirmó.

También cargó contra el proceso de endeudamiento del gobierno de Mauricio Macri y recordó frases de los exministros Nicolás Dujovne, Luis Caputo y Alfonso Prat Gay durante la gestión de Cambiemos.

Por el lado de la oposición de Juntos por el Cambio, el jefe del interbloque, Mario Negri, acompañó el proyecto, pero, ante los cuestionamientos, se desligó de la herencia que dejó el anterior gobierno en materia de deuda. «Si queremos seguir hablando del pasado se extiende el debate al infinito. Pero hoy podemos enfrentar el futuro», afirmó el legislador.

Media sanción a la ampliación del Presupuesto 2020

Antes del tratamiento de la deuda bajo ley local, desde las 14:30 hs la Cámara Baja le dio media sanción y giró al Senado el proyecto de ampliación del Presupuesto 2020, con el fin de autorizar al Ejecutivo a aumentar los gastos por 1,8 billón de pesos para hacer frente a las medidas de atención de la pandemia.

La iniciativa fue aprobada con 228 votos afirmativos, 9 negativos y 16 abstenciones. Estas últimas pertenecen a la bancada de la Coalición Cívica y dos del PRO. El bloque que responde a Elisa Carrió objetó que el gobierno debería explicar cómo va a hacer frente al déficit por la elevada emisión que requieren las medidas contra la pandemia.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda y miembro informante del Frente de Todos, Carlos Heller, explicó que el 80% de la ampliación presupuestaria -que representa el 6,5% del PBI- será destinado a las medidas de contención y reactivación frente a la pandemia. El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) serán los dos pilares de la ayuda social y laboral, detalló. A su vez, con las modificaciones, la proyección total de gastos para 2020 superaría los 7,3 billones de pesos, con un incremento del 33%.

Además, anticipó que se creará un fondo de compensación con el fin de darle continuidad a la prestación del servicio de transporte del interior del país, un pedido de la oposición durante el debate en la Comisión de Presupuesto. Se le asignarán 10.500 millones de pesos al transporte público de pasajeros del interior.

A su vez, el oficialismo decidió quitar el artículo 18, que establecía una alícuota de 10,5% de IVA a la leche, tal como se lo había adelantado Guzmán a los diputados del Frente de Todos el lunes.

Desde Juntos por el Cambio y Consenso Federal objetaron el artículo 7, que busca desdolarizar las deudas, intercambiándolas por bonos en pesos. «Los que nos dicen que esta desdolarización es inaceptable, lo que no tienen en cuenta es que el gobierno viene canjeando, en lo que va de este año, títulos en dólares por títulos en pesos por un total de 7.839 millones de dólares», contestó Heller.