En medio del impacto de la pandemia sobre la economía, que provocó una abrupta caída de la actividad y la recaudación, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aire (ARBA) extendió los planes generales de pago para cancelar deudas de todos los impuestos, y abrió la posibilidad de incluir tributos vencidos hasta el 31 de mayo pasado. Se podrá adherir a la medida desde el 3 de agosto, según indicó el organismo recaudatorio.

Cristian Girard, director de ARBA, explicó que la ampliación de los planes generales «posibilitará que más de 1.200.000 contribuyentes puedan acceder a facilidades de pago para regularizar sus deudas», y destacó que dado que en los últimos meses «avanzamos con la digitalización de trámites, la adhesión se realizará por internet».

El titular de ARBA agregó que «la medida forma parte del programa de asistencia impulsado por el gobernador Axel Kicillof para acompañar y sostener a todos los sectores afectados por la pandemia. En este caso, otorgando beneficios para permitir la cancelación de deudas recientes o pasadas», puntualizó Girard.

Según detalló ARBA, el plan abarca los impuestos Inmobiliario (Básico y Complementario), Automotores, Embarcaciones Deportivas, Ingresos Brutos y Sellos. A su vez, atiende a deudas con el fisco bonaerense vencidas al 31 de mayo de 2020, ya sea en situación prejudicial o judicial, y también comprende todos los planes de pago que se encuentren caducos a esa fecha.

La medida contempla los efectos de la pandemia en los últimos meses, periodo en el que cayeron los ingresos de gran parte de la población bonaerense, afectando el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

ARBA explicó que las deudas prejudiciales cuentan con opciones de pago en hasta sesenta cuotas. En tanto que las que están en instancia judicial tienen un financiamiento que, dependiendo de las condiciones, llega a los 24 o 36 meses. Para conocer detalles o suscribir un plan, los contribuyentes pueden hacerlo directamente desde la web del organismo.

Junto con este programa permanente, continúa vigente uno especial orientado a pymes y microempresas, que pueden financiar deudas en plazos de hasta diez años (120 cuotas) con un interés fijo, o bien en tres cuotas sin intereses.

Además, como parte del paquete de medidas de asistencia tributaria por la pandemia, en las próximas semanas ARBA instrumentará dos nuevos planes: uno para empresas que actúan como agentes de recaudación y otro destinado a contribuyentes, con actividad económica de cualquier rubro, que en los últimos meses hayan visto afectados sus ingresos por la crisis sanitaria.

Estos dos nuevos planes para regularizar deudas se suman a las bonificaciones de hasta el 50% en Ingresos Brutos, la reducción de alícuotas en regímenes de recaudación y la elevación a 300.000 pesos del monto que posibilita acceder al trámite de devolución y compensación automática de saldos a favor, entre otros beneficios.