Frente al aumento de los casos de covid-19 en la provincia, el gobernador Axel Kicillof presentó ayer desde el parque sanitario Tecnópolis el programa Acompañar, a través del cual pacientes leves podrán aislarse en los albergues construidos por el Estado en territorio bonaerense, que en total cuentan con más de 13.000 camas. Recibirán, asimismo, un subsidio de 500 pesos por contribuir a cortar la cadena de contagios.

La medida apunta, en particular, a aquellas personas que por sus condiciones sociohabitacionales no tengan la posibilidad de aislarse en sus hogares. «Es crucial en esta etapa que aquel que dé positivo de coronavirus consiga una situación de aislamiento para no estar en contacto con aquellos que no lo tienen», afirmó Kicillof.

«Hay quienes pueden cursar ese aislamiento en sus hogares, en el seno de su familia y en condiciones, pero hay quienes tener esa situación de aislamiento, por diversos factores, se vuelve imposible, y es ahí donde se vuelve crucial el Estado», aseguró el gobernador.

El subsidio de 500 pesos, explicó, es «por desarraigo y solidaridad», porque aquella persona que se aísla «se va de su casa y pierde algo, pero también aporta algo, porque está tomando una decisión solidaria». Afirmó que los fondos son para «fomentar y compensar la decisión de acompañar una política sanitaria».

Señaló que la medida busca ser una solución a una situación en la que por un lado la cantidad de contagios aumenta y, al mismo tiempo, gran parte de las camas de los centros sanitarios para pacientes leves se mantienen vacías. Los motivos, indicó Kicillof, son económicos y familiares, ya que muchas personas permanecen en sus casas para cuidar a su familia o asistirlos económicamente.

El anuncio fue en el parque temático reconvertido en centro de atención a la salud con el fin de atender la emergencia sanitaria, con una capacidad para 2.000 pacientes y acompañamiento de médicos y enfermeros. Es el más grande de este tipo en todo el país y parte de aquellos construidos en distintos puntos del conurbano, zona de alta circulación del virus.

El mandatario estuvo acompañado por los ministros de Salud nacional y provincial, Ginés González García y Daniel Gollán; el ministro bonaerense de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, y el de Cultura de la nación, Tristán Bauer.

Kicillof afirmó que la medida aporta igualdad, porque «aquellos que no tienen las mismas condiciones que tienen otros no pueden pasar el aislamiento de la misma manera». A su vez, pidió desmitificar la situación de aislamiento como «si fuera irse en un transatlántico», y agregó que se requiere de un período de aislamiento de diez días, en el que tendrán todas las comodidades. «Se trata de que el Estado acompañe, con condiciones excelentes, a quienes no lo pueden hacer en su casa», reforzó.

Por último, destacó: «No vamos a escatimar recursos de inversión para que se contagie la menor cantidad de gente posible». «Este es un servicio fundamental», concluyó.